« Volver

2 recetas de sándwich

Recetas de carne

Recetas vegetarianas

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

70 min
(60)
Duración
Dificultad
60 Puntuación
Cómo hacer 2 recetas de sándwich
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 40 min
Tiempo de preparación: 70 min

CÓMO PREPARAR 2 RECETAS DE SÁNDWICH:

  1. Para el sándwich vegano: cortamos el tomate en ruedas y el aguacate en láminas y los salpimentamos. Disponemos una base de untable vegetal sobre las rebanadas de pan y añadimos por capas el queso, el tomate, el aguacate y las espinacas. Cerramos con otra rebanada de pan y reservamos.
  2. Para el sándwich de carne: horneamos las costillas de cerdo a 190 ºC durante 35 minutos. Pasado ese tiempo, untamos con la salsa barbacoa y horneamos 5 minutos más. Enfriamos.
  3. Mientras las costillas se hornean, rehogamos la cebolla en juliana y las setas laminadas en una sartén con aceite. Añadimos sal y nuez moscada. Sobre el pan, ponemos las costillas deshilachadas y las verduras rehogadas. Agregamos también el jamón, el queso y cerramos con otra rebanada de pan. Reservamos.
  4. Introducimos nuestros sándwiches en la sandwichera 3 en 1 con la placa de parrilla hasta que queden dorados, emplatamos y… ¡a disfrutar!

CONSEJOS PARA HACER 2 RECETAS DE SÁNDWICH:

Salpimentamos el tomate y el aguacate por separado del resto de ingredientes porque son elementos que necesitan condimentar un poco para potenciar sus sabores.
Una opción diferente para añadir aguacate en un sándwich podría ser triturarlo con sal y pimienta, aportaría otra textura y apariencia. Lo mismo podríamos hacer con el tomate o las espinacas, por ejemplo.
Otra opción de cocinado de las costillas de cerdo es al microondas durante 8-9 minutos a máxima potencia.
Si deseamos darle un toque más dulce a nuestro sándwich de carne, podemos caramelizar la cebolla junto con la setas a fuego muy suave durante 15 minutos.
Si no disponemos de una sandwichera, podemos tostar las rebanadas de pan en una tostadora, sartén o incluso en el horno.
Además de sándwiches salados, también nos podemos atrever con opciones más dulces. Por ejemplo, un sándwich de chocolate, plátano y mermelada.

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Los sándwiches o bocadillos, son una receta rápida y sencilla para elaborar, que puede servirnos para comer de picnic, o en una ruta de montaña. También es una buena opción para cuando tenemos poco tiempo para comer. Tenemos la posibilidad de hacer tanto opciones dulces como saladas, incluso mezclar diferentes tipos sabores para tener un buen contraste.

Siempre nos aporta una fuente de hidratos, y en estas recetas una fuente de proteínas. Siempre será mejor usar una buena ración de verduras, así como usar un pan integral. A diferencia de los sándwiches “vegetales” clásicos que podemos ver, en esta opción si lo es al no incluir atún. También podríamos usar humus o tofu ahumado para tener una opción vegana.

En el sándwich de carne, podríamos usar también pollo asado o braseado, para mejorar la elección, ya que sabemos que las carnes procesadas no son para un consumo frecuente. También podríamos hacerlo con atún o caballa.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

El sándwich o emparedado suele usarse como tentempié, aperitivo, o incluso una comida principal. Esta última opción es muy frecuente en la gastronomía inglesa durante la jornada laboral. La principal diferencia con un bocadillo y que caracteriza a un sándwich, es el uso de un pan blando, también llamado pan de molde.

En la actualidad, ya no se realizan sándwiches únicamente con pan de molde, prueba de ello son recetas como estas en las que utilizamos un pan rústico o con harina de centeno, que mantiene la parte esponjosa de un pan de molde, pero con unos bordes de corteza crujiente para darle un mayor contraste en cuanto a la textura.

A nivel nutricional es un alimento energético, que nos aporta hidratos de carbono complejos. Si es una opción 100% integral, también nos aporta una fuente de fibra. Podemos encontrar opciones aptas para personas celíacas, siempre que así lo especifique en el envase.