« Volver

Cinnamon rolls

Postres y dulces

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

190 min
(48)
Duración
Dificultad
48 Puntuación
Cómo hacer cinnamon rolls
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 15 min
Tiempo de preparación: 190 min
Precio por ración:

desde 0,15 euros*

Materiales:

- Procesador de alimentos Silvercrest.
- Rodillo.

CÓMO PREPARAR CINNAMON ROLLS:

  1. Para la masa: mezclamos el agua tibia con la leche, el azúcar y la levadura desmenuzada. Dejamos que se active durante 10 minutos. Pasado este tiempo, vertemos la harina con la sal, el huevo y los líquidos anteriores en el bol del procesador.
  2. Amasamos durante 5 minutos a velocidad baja con el gancho de la máquina. Cortamos la mantequilla en dados pequeños y añadimos uno a uno a la mezcla anterior sin dejar de batir. Seguimos amasando durante 10 minutos más, reservamos tapado durante 1 ó 2 horas para que fermente. El tiempo depende de la temperatura del ambiente.
  3. Desgasificamos la masa, reposamos 5 minutos y la estiramos en forma rectangular con ayuda de un rodillo. Para el relleno: Pincelamos con un poco de mantequilla derretida, espolvoreamos una mezcla de azúcar y canela. Presionamos ligeramente para que se adhieran bien a la masa y enrollamos por ambos laterales hasta juntarlos en el centro. La cortamos en porciones de 2 cm de grosor para formar corazones.
  4. Colocamos los corazones sobre una bandeja con papel de hornear y fermentamos de nuevo tapándolos con un paño de cocina durante 1 hora máximo, no más tiempo porque perderán esponjosidad. Una vez hayan crecido, los pintamos con un poco de leche y horneamos durante 15 minutos a 200 ºC. Emplatamos, decoramos al gusto con la leche condensada y… ¡a disfrutar!

CONSEJOS PARA PREPARAR CINNAMON ROLLS: 

  • Debemos usar siempre harina de fuerza, que lo mide la cantidad de proteína que contiene la harina.
  • Es mejor que los ingredientes estén templados para que la levadura empiece a activarse y tardemos menos en hacerlos. Podemos calentar ligeramente al microondas la leche y el agua, pero sin pasarnos con la temperatura ya que si están muy calientes, puede matar la levadura y no crecerá.
  • Es importante que la levadura fresca esté en condiciones y recién comprada, ya que sino podría no funcionar. En caso de que utilicemos levadura seca, deberíamos utilizar 10 g.
  • Utilizamos el procesador de alimentos para potenciar mejor el desarrollo del gluten de la harina. En caso de no tener, perfectamente podemos hacerlo a mano, lo importante es que no incorporemos más harina de la que lleva la receta.
  • Añadimos la mantequilla como último ingrediente de la masa porque así se empieza a desarrollar antes el gluten. Con la mantequilla le costaría más desarrollarlo.
  • Juega con los levados si no cuentas con tiempo o quieres prepararlo para el día siguiente: podemos utilizar el frigorífico para ralentizar el levado y el horno apagado pero con la luz encendida para acelerarlo. En la nevera pueden estar incluso más de 12 horas y no le pasará nada.
  • Podemos congelarlos en el momento en que estén formados. Sólo tendremos que sacarlos 12 horas antes de utilizarlos para que se descongelen en la nevera y después hagan la segunda fermentación a temperatura ambiente.
  • Es importante no pasarse con la fermentación: tiene que levar al doble, pero tampoco es bueno que fermente en exceso, ya que se perdería la estructura del gluten y no quedarían esponjosos.

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN: 

Esta receta lleva leche y canela, pero no hay que olvidar que los ingredientes mayoritarios de la receta son azúcar y harina. ¡Vamos, como la gran mayoría de postres! Son preparaciones densas calóricamente por ingredientes como el azúcar, la mantequilla y la leche condensada.

Esto los convierte en una opción para consumir de manera eventual y no debe estar presente en nuestra alimentación con mucha recurrencia. Por lo tanto, esta receta es un ejemplo de preparación que deberíamos preparar de manera esporádica y para ocasiones especiales.

La leche en diferentes recetas de repostería permite suavizar la textura, dar sabores diferentes y enriquecer nutricionalmente la receta.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

Durante mucho tiempo la leche entera estaba desaconsejada por tener mayor cantidad de grasa que las versiones desnatadas y semidesnatadas. Gracias a los nuevos estudios científicos, hemos sabido que la grasa láctea no era perjudicial para nuestra salud cardiovascular, y sí que lo eran más aquellos lácteos azucarados. Por lo tanto, no es necesario sustituir las versiones enteras por desnatadas en población general.

*PVP aproximado por ración para una persona.Consulta nuestros precios en tu tienda Lidl más cercana