« Volver

Cocido gallego

Recetas de carne

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

245 min
(28)
Duración
Dificultad
28 Puntuación
Receta de cocido gallego
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 160 min
Tiempo de preparación: 245 min

CÓMO PREPARAR COCIDO GALLEGO:

  1. En una bandeja amplia de horno, disponemos la oreja, mano, morros y la costilla de cerdo las cubrimos de agua fría para que se desalen. Dejamos desalar durante 24 horas en la nevera. 
  2. Pasado ese tiempo, agregamos la carne anterior y el lacón en porciones a una olla con agua hirviendo y cocinamos durante 2 horas aproximadamente a fuego medio. Cuando la carne esté tierna, la cortamos en porciones y reservamos en una fuente.
  3. En la misma olla, añadimos las patatas peladas, la col y grelos en porciones y el chorizo. Cocinamos 20 minutos a fuego medio, agregando los garbanzos escurridos en los últimos 5 minutos.
  4. Disponemos el chorizo, las verduras y los garbanzos en otra fuente. Por último, dejamos cocinar el caldo durante 15 minutos, sazonamos al gusto y… ¡a disfrutar!

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Con la llegada del frío, lo que más nos suele apetecer es un plato caliente, de los que llamamos “de cuchara”. Este caldo gallego es una de las versiones de nuestra gastronomía tradicional más conocida. Es un plato contundente y reconfortante, que puede servir como plato único, puesto que contiene garbanzos, patata, verduras y carne, y también es bastante saciante. Es recomendable servir en raciones controladas para que los comensales no se llenen en exceso.

Aporta cantidades interesantes de hidratos de carbono, proteínas, tanto vegetales como animales, fibra, vitaminas y minerales. Es una preparación culinaria que puede utilizarse para elaborar sobras o para congelarla para semanas posteriores ¡Se nos acabó la excusa de no tener tiempo para comer bien! Podemos hacer una versión vegana utilizando soja texturizada de grano grueso o tofu en lugar del lacón y el chorizo. Si queremos que tenga un sabor parecido, podemos añadirle pimentón a esa soja o tofu. Para sustituir el resto de alimentos de origen animal, podemos añadir seitán con alga nori, para aportar ese toque salado al plato. 

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

Este plato tradicional de la gastronomía gallega, se basa en un guiso de diferentes tipos de carnes, junto con verduras, patatas y garbanzos. Las patatas son alimentos muy saciantes, ya que nos aportan hidratos de carbono, principalmente en forma de almidón, que se absorben lentamente en el organismo y por tanto nos aportan mayor saciedad. Además, pueden cocinarse de cualquier forma y utilizarse en cualquier receta.

Dentro de las legumbres, los garbanzos son una de las más utilizadas. Gracias a su versatilidad en la cocina, podemos utilizarlas en infinidad de platos, no sólo en guisos, pueden servir para espesar cremas, en forma de humus, en hamburguesas o en forma de falafel. Además de aportar proteínas vegetales de gran calidad y fibra dietética, también nos aportan hidratos de carbono complejos, por lo que también nos aportarían mayor saciedad, que se vería incrementada además por el aporte de proteínas y de fibra.