« Volver

Crema de calabacín y zanahoria

Recetas veganas

Recetas de cremas y sopas

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

40 min
(14)
Duración
Dificultad
14 Puntuación
Cómo hacer crema de calabacín y zanahoria
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 25 min
Tiempo de preparación: 40 min
Precio por ración:

desde 0,74 euros*

Materiales:

- Recipiente hermético

CÓMO PREPARAR UNA CREMA DE CALABACÍN Y ZANAHORIA:

  1. Cortamos el puerro en rodajas y lo rehogamos en una olla con aceite de oliva durante 5 minutos a fuego medio.
  2. En la misma olla, añadimos el calabacín y la zanahoria cortados en dados. Agregamos también los anacardos, vertemos el agua y salpimentamos. Llevamos a ebullición y cocinamos durante 20 minutos a fuego medio.
  3. Pasado ese tiempo, disponemos el conjunto en un vaso batidor y trituramos hasta conseguir una crema fina y homogénea.
  4. Enfriamos y guardamos nuestra crema en un recipiente hermético. Conservamos en frío hasta un máximo de 3 o 4 días y… ¡a disfrutar!

CONSEJOS PARA PREPARAR UNA CREMA DE CALABACÍN Y ZANAHORIA: 

  • Rehogamos las verduras para que nos aporten un sabor más rico.
  • En el vaso batidor conseguiremos que la crema quede más triturada, pero si no disponemos de una en casa, podemos batir con batidora de mano.
  • Podemos añadir un poco más de agua si nos gustan las cremas más ligeras.
  • Podemos sustituir el agua por caldo de verduras.
  • También podemos guardarla congelada durante meses.

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN: 

Las cremas de verduras son excelentes recursos para tomar verduras en cualquier época del año.

Es cierto que las verduras cocinadas no son tan nutritivas como en crudo, pero también se vuelven más digestivas y para aquellas personas que no están acostumbradas ni valoran su sabor muchas veces son mejor aceptadas.
Esta receta sería un muy buen primer plato, se recomendaría tomar un segundo para que le aporte proteína, o si queremos completar la receta, añadir huevo cocido o dados de tofu salteado.

Información adicional sobre el ingrediente destacado:

El calabacín es una verdura ligera, con un bajo aporte energético, rico en fibra, vitaminas, minerales y compuesto antioxidantes. En esta receta además está aportando textura y cremosidad, siendo una de esas verduras perfectas que te permite hacer cremas deliciosas.

El calabacín puede tomarse también crudo, lo que conservaría todavía más sus propiedades nutricionales, por ejemplo con espirales o con láminas finas para ensalada.

Si quieres conocer más recetas para preparar en tu batch cooking semanal, no te pierdas esta Receta de Sofrito.

*PVP aproximado por ración para una persona. Consulta nuestros precios en tu tienda Lidl más cercana.