« Volver

Cremoso de tofu, plátano y chocolate

Recetas Bio

Recetas vegetarianas

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

45 min
(17)
Duración
Dificultad
17 Puntuación
Cómo hacer cremoso de tofu, plátano y chocolate
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 45 min

CÓMO PREPARAR CREMOSO DE TOFU, PLÁTANO Y CHOCOLATE:

  1. Para el cremoso: pelamos y cortamos los plátanos en porciones y los disponemos en un vaso batidor junto con el postre de tofu. Trituramos con batidora hasta obtener una textura cremosa.
  2. Vertemos la mezcla en un bol, añadimos leche de almendras, el sirope de agave y los integramos en la mezcla.
  3. Picamos ligeramente el tofu de frutos secos y lo mezclamos poco a poco con el conjunto anterior, realizando movimientos envolventes.
  4. Para la decoración: servimos el cremoso en los vasitos que más nos gusten y decoramos con chocolate rallado. Refrigeramos durante 30 minutos para que la textura adquiera consistencia y… ¡a disfrutar de este postre de tofu!

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Podríamos decir que la repostería ha vuelto a estar de moda y cada día es más habitual ver recetas y gente que se aficiona a elaborarlas. Estas elaboraciones ya sabemos que no son para un consumo diario, ya que generalmente, suelen ser muy densas calóricamente hablando, y suelen llevar una cantidad elevada de azúcar, cereales refinados y grasas no siempre de buena calidad.
Esta receta se sale, en parte, de esa norma. Al utilizar una fruta como el plátano, ya incluimos un sabor dulce, por lo que no es necesario incluir azúcares añadidos. También la leche de almendra y el postre de tofu tienen azúcar añadido, sobre todo este último. No sería necesario añadir el sirope de agave en la receta. El tofu añade también una textura sedosa a la mezcla, dándole esa textura cremosa sin necesidad de utilizar una nata u otra grasa. Este tipo de cambios en la repostería, ayuda a mejorar nutricionalmente las recetas, aunque no dejan de ser elaboraciones densas a nivel calórico, por lo que la porción no debe ser muy grande y no deberían utilizarse de manera habitual.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

En esta receta, el ingrediente mayoritario es el plátano. En diferentes partes del mundo también se conoce como banana, guineo, maduro o gualele. Tiene un origen tropical, aunque proviene del subcontinente indio e indomalasia. Se conocen más de 1000 variedades. En España, se cultiva principalmente en las islas Canarias, aunque también en Almería, Alicante, Granada y Málaga.El plátano es en si mismo un postre, pero también puede incluirse, como en esta receta, en repostería. También puede servir para cocinar o guisar. Se suelen usar plátanos más grandes, como el plátano macho. Se cocinan asados, fritos, hervidos o a la plancha.Es una de las frutas más consumidas en el mundo, siendo muy práctica para transportar y se pela y consume fácilmente. A nivel nutricional, el plátano, como el resto de frutas, es uno de los alimentos fundamentales, que conviene incluir en la base de nuestra alimentación Es una fuente de fibra, rico en potasio y magnesio. También aporta vitamina B6 y vitamina C.