« Volver

Crepes saladas de espinacas

Recetas a partir de 3 años

Recetas para niños

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

40 min
(32)
Duración
Dificultad
32 Puntuación
Cómo hacer crepes saladas de espinacas
Imprimir Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 40 min

A veces la verdura es un grupo de difícil aceptación para los niños. Mezclándola con alimentos que les gusten, implicando a los peques en su preparación y presentándola en forma de platos divertidos, pueden ser buenas estrategias para aumentar su consumo y apetencia. Las crepes saladas de espinacas son una deliciosa y original forma de consumir espinacas y, además, los niños pueden ayudar en su preparación. Se trata de una receta fácil y una buena opción, por ejemplo, para una cena. Además, las crepes saladas, combinan con muchos ingredientes, prueba combinándolas con jamón y queso, un salteado de verduras, tiras de pollo… mezcla las crepes con los ingredientes que más les gusten a los niños, o crea esta original y divertida mariposa. Combina estas crepes con una fácil y refrescante crema de queso con un toque de orégano. ¡Riquísimo!

CÓMO PREPARAR CREPES SALADAS DE ESPINACAS:

  1. Con la ayuda de una batidora trituramos 1 huevo junto con 100 g de espinacas (previamente salteadas con aceite de oliva), 100 g de harina de trigo, 180 ml de leche y una pizca de sal hasta obtener una masa homogénea. Dejamos reposar la masa 1 hora en la nevera.
  2. En una sartén antiadherente ponemos un poco de aceite de oliva y lo extendemos bien. Cuando esté caliente ponemos un poco de la masa y dejamos cocinar unos minutos. Damos la vuelta y dejamos que se haga por otro lado otro par de minutos. Vamos haciendo crepes hasta terminar toda la masa.
  3. Con la ayuda de una batidora trituramos el queso crema junto con el yogur y el orégano. Guardamos en la nevera hasta el montaje de la mariposa.
  4. Montamos la mariposa disponiendo un poco de la mezcla del queso crema a modo de cuerpo de la mariposa. Distribuimos 4 trocitos de crepe dobladas entre si a modo de alas. Finalmente hacemos los ojos con unos trocitos de aceitunas negras, la boca con un trocito de maíz en conserva y con unas finas tiras de pimiento rojo simulamos las antenas.

¡Y ya está lista esta deliciosa mariposa de crepes de espinacas con crema de queso!