« Volver

Croquetas de patata y champiñón

Recetas veganas

Recetas sin lactosa

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

200 min
(130)
Duración
Dificultad
130 Puntuación
Cómo hacer croquetas de patata y champiñón
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 200 min
Precio por ración:

desde 0,30 euros*

Materiales:

- Prensa patatas Ernesto
- Picadora SilverCrest

CÓMO PREPARAR CROQUETAS DE PATATA Y CHAMPIÑÓN:

  1. Cocemos las patatas enteras con piel en una olla con agua hirviendo durante 15-20 minutos. Les quitamos la piel y las vertemos a un bol. Trituramos con un prensa patatas junto con la bebida de soja, la sal y la pimienta, y reservamos.
  2. Picamos la cebolla y el ajo en dados pequeños, y los rehogamos en una sartén con aceite de oliva. Añadimos los champiñones picados finamente con la picadora y seguimos cocinando. Vertemos el conjunto al bol de las patatas y mezclamos hasta que se integren todos los ingredientes.
  3. Reservamos la masa de croquetas en una bandeja, cubrimos con papel film en contacto directo con la masa y enfriamos durante 2 horas en nevera.
  4. Pasado ese tiempo, damos forma a las croquetas, las pasamos por un poco de bebida de soja, pan rallado y freímos en una sartén con aceite de oliva. Eliminamos el exceso de aceite en un plato con papel absorbente, emplatamos las croquetas en y… ¡a disfrutar!

CONSEJOS PARA PREPARAR UNAS CROQUETAS DE PATATA Y CHAMPIÑÓN:

  • Es importante no triturar la masa con una picadora o batidora, para que la masa no quede excesivamente líquida. Si no tenemos prensapatatas en casa, se puede utilizar un tenedor perfectamente.
  • Enfriamos un par de horas en la nevera para que el almidón de la patata se asiente y la masa se endurezca y nos resulte más manejable. El film lo ponemos en contacto directo con la masa para que no se nos seque la parte de arriba de la masa.
  • Se cuecen con piel para que la patata no absorba tanta agua y así no pierda sabor.

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Como todas las croquetas, suelen ser preparaciones densas energéticamente, ya que concentramos en muy poco espacio ingredientes que además son por sí mismo calóricos.

Justamente esta versión, es un poco más ligera que otras croquetas que puedan tener bechamel o nata. Al usar la patata no necesitamos incorporar tanta cantidad de harina. Y además, también se pueden preparar al horno por lo que evitaríamos la fritura.

Eso sí, no olvidemos que estamos rellenando un rebozado con un tubérculo, de modo que se nos queda un plato con solo hidratos de carbono y frito. Mejor ponerlo en medio de la mesa para comer una o dos croquetas por comensal y que el resto de la comida sea más ligera.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

La patata es un tubérculo muy saciante, sobre todo si se toma horneado o cocido. Contiene principalmente almidón, de modo que es una de las fuentes de hidratos de carbono más recurridas en toda familia, sobre todo porque tiene un precio muy competitivo.

Se recomienda tomar en versiones ligeras, como al microondas, al horno, hervida, cocida… es preferible que en lugar de que sea frita, le añadamos el aceite en crudo, y que, si echamos de menos la cobertura crujiente, busquemos ese efecto incluyendo “gajos” de patata especiados en el horno.

*PVP aproximado por ración para una persona. Consulta nuestros precios en tu tienda Lidl más cercana.