« Volver a recetas

Crudité de verdura con salsas

Recetas Bienestoy

Recetas vegetarianas

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

40 Min.
(0)
Duración
Dificultad
0 Puntuación
Cómo hacer Crudité de verdura con salsas
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 40 Min.

¿Te apetecería disfrutar de recetas fáciles y sanas? Consíguelo con este combo de crudités de verduras con salsa bearnesa y humus. En este vídeo, aprenderás a preparar este entrante paso a paso.

CÓMO PREPARAR CRUDITÉ DE VERDURA CON SALSAS:

  1. Comenzamos preparando las verduras. Pelamos las zanahorias y el pepino, limpiamos el apio y los pimientos y cortamos todo en bastones. Limpiamos las endivias y separamos las hojas. Reservamos.

Para la salsa bearnesa:

  1. Ponemos la mantequilla al baño maría y derretimos a fuego lento. Es importante dejarla deshacer sin remover, para que la grasa se separe del suero lácteo. Cuando esté derretida, apartamos la espuma, retiramos la grasa con un cazo y reservamos.
  2. En un cazo, vertemos el vino blanco, el vinagre, unos granos de pimienta y las chalotas picadas muy finas. Hervimos 5 minutos, colamos y dejamos enfriar.
  3. Montamos las yemas de huevo con la ayuda de unas varillas y cuando espesen incorporamos la mantequilla clarificada muy poco a poco para que no se corten (manteniendo una textura espesa). Después añadimos las chalotas, el estragón picado y salpimentamos. Reservamos.
  4. Para servir, decoramos con un poco de estragón por encima.

Para el hummus:

  1. En una picadora, añadimos el sésamo, cuatro cucharadas de aceite de oliva y un pizca de sal. Picamos todo bien hasta obtener una pasta cremosa y la pasamos a un vaso de batidora. Añadimos los garbanzos (enjuagados previamente en agua), el diente de ajo, una pizca de sal, el comino y el zumo del limón. Batimos todo y añadimos agua poco a poco hasta conseguir una textura espesa y cremosa.
  2. Para servir, lo decoramos añadiendo por encima perejil fresco picado, pimentón picante al gusto y un chorrito de aceite de oliva.