« Volver

Crudité de verdura con salsas

Recetas #BienestoyConLidl

Recetas vegetarianas

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

40 min
(13)
Duración
Dificultad
13 Puntuación
Cómo hacer crudité de verdura con salsas
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 40 min

¿Te apetecería disfrutar de recetas fáciles y sanas? Consíguelo con este combo de crudités de verduras con salsa bearnesa y humus. En este vídeo, aprenderás a preparar este entrante paso a paso.

CÓMO PREPARAR UNOS CRUDITÉS DE VERDURA CON SALSAS:

  1. Comenzamos preparando las verduras. Pelamos las zanahorias y el pepino, limpiamos el apio y los pimientos y cortamos todo en bastones. Limpiamos las endivias y separamos las hojas. Reservamos.

Para la salsa bearnesa:

  1. Ponemos la mantequilla al baño maría y derretimos a fuego lento. Es importante dejarla deshacer sin remover, para que la grasa se separe del suero lácteo. Cuando esté derretida, apartamos la espuma, retiramos la grasa con un cazo y reservamos.
  2. En un cazo, vertemos el vino blanco, el vinagre, unos granos de pimienta y las chalotas picadas muy finas. Hervimos 5 minutos, colamos y dejamos enfriar.
  3. Montamos las yemas de huevo con la ayuda de unas varillas y cuando espesen incorporamos la mantequilla clarificada muy poco a poco para que no se corten (manteniendo una textura espesa). Después añadimos las chalotas, el estragón picado y salpimentamos. Reservamos.
  4. Para servir, decoramos con un poco de estragón por encima.

Para el hummus:

  1. En una picadora, añadimos el sésamo, cuatro cucharadas de aceite de oliva y un pizca de sal. Picamos todo bien hasta obtener una pasta cremosa y la pasamos a un vaso de batidora. Añadimos los garbanzos (enjuagados previamente en agua), el diente de ajo, una pizca de sal, el comino y el zumo del limón. Batimos todo y añadimos agua poco a poco hasta conseguir una textura espesa y cremosa.
  2. Para servir, lo decoramos añadiendo por encima perejil fresco picado, pimentón picante al gusto y un chorrito de aceite de oliva.