« Volver

Desayuno con pancakes

Postres y dulces

Recetas para niños

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

60 min
(52)
Duración
Dificultad
52 Puntuación
Cómo hacer un desayuno con pancakes
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 60 min

CÓMO PREPARAR UN DESAYUNO CON PANCAKES:

  1. Disponemos en un recipiente para batir los plátanos pelados y cortados en rodajas, la harina, la levadura, la miel, el aceite y por último, la leche de almendras. Batimos el conjunto hasta conseguir una mezcla homogénea.
  2. Calentamos una sartén amplia con un poco de aceite de oliva pincelado y disponemos la masa formando pequeñas tortitas circulares de tamaños parecidos. Cuando empiecen a formarse burbujas las giramos y cocinamos por el otro lado.
  3. La mitad de ellos, los decoramos con el chocolate fundido al baño María formando unos ojos y una boca, y sobre cada ojo colocamos un arándano. Enfriamos durante 10 minutos. Mientras, pelamos y cortamos los kiwis en rodajas.
  4. Formamos los montaditos con un pancake sin decorar en la base y un par de rodajas superpuestas sobre él, terminamos con un pancake decorado en la superficie. Preparamos el batido triturando todos los ingredientes, acompañamos nuestros pancakes y… ¡a disfrutar!

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

En los últimos años se ha puesto muy de moda el hacer tortitas o pancakes para desayunar o como media mañana o merienda. Es una receta rápida, sencilla de elaborar y que se puede adaptar a muchos sabores diferentes.

Es un tipo de desayuno en el que tenemos una base de hidratos de carbono. Al incluir fruta en su elaboración, no hace falta añadir miel para acompañar. Si aún así no nos sabe suficientemente dulce, podemos sustituir dicha miel por pasas o dátiles.

Junto con las frutas que vamos a utilizar, tanto para la elaboración del pancake como del batido, añadimos proteínas tanto del yogur como de la leche. Ambas opciones se pueden sustituir por opciones de origen vegetal para tener una elaboración vegana. Si la harina que utilizamos es sin gluten, así como el resto de ingredientes que estén envasados certifican que no lo contienen, tenemos una receta apta para personas celíacas.

En cuanto al batido, puede ser una forma de consumir la fruta de una manera atractiva para toda la familia. Aunque no tenga la misma capacidad saciante que la fruta completa masticada, sigue conservando sus nutrientes beneficiosos y puede ser un buen acompañamiento para platos como el que tenemos en esta receta.

Información adicional sobre el ingrediente destacado:

El pancake, panqueque o hot cake es un pan plano, redondo, que se puede elaborar tanto salado como dulce. Se diferencia de la crepe en que es algo más grueso y que se utiliza levadura en su elaboración.

Existen muchas variantes en diferentes culturas y países, ya no sólo en los ingredientes que se utilizan, sino también en la forma de ser servido. En España estamos más acostumbrados a asociarlo a combinaciones dulces. Es un producto que se ha popularizado mucho en los últimos años como opción de desayuno, incluyendo cada vez más la fruta en su elaboración. Con esto conseguimos incluir menor cantidad de harina y azúcar y mantenemos la misma consistencia y textura.

A nivel nutricional, la base de esta receta es la harina de trigo, por lo que es un plato energético que nos aporta hidratos de carbono complejos. Si usamos una opción 100% integral, será una fuente de fibra. Siempre que certifique en el envase que no contienen gluten, serán opciones aptas para personas celíacas.