« Volver

Ensalada de frutas para el Baby Led Weaning

Recetas a partir de 6 meses

Recetas para niños

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

15 min
(7)
Duración
Dificultad
7 Puntuación
Receta de ensalada de frutas para el Baby-Led Weaning
Imprimir Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 15 min

A partir de los 6 meses, nuestros peques empiezan con la alimentación complementaria, sin dejar la lactancia materna o de fórmula. Una forma de introducir la alimentación es siguiendo el baby-led weaning. Con este sistema son los niños los que escogen qué comer y en qué cantidad. Los adultos son los responsables de ofrecer comida saludable, apropiada y presentada de forma segura. Los alimentos los presentaremos a trozos o chafados, pero no necesariamente en forma de puré. A continuación, te explicamos cómo cortar las diferentes frutas para que sean seguras. Introduciremos la fruta como postre o también, para la media mañana o la merienda. Recomendamos escoger frutas mejor de temporada. ¡Estarán más dulces y a nuestros pequeños les encantarán!

 

  1. Cogemos las diferentes frutas y las lavamos bien. Luego pelamos el albaricoque y el melocotón, los partimos por la mitad para retirar el hueso. Cogemos las mitades y las partimos en gajos. Al melón le retiramos las pepitas y lo partimos a trozos finos, como un dedo de ancho.
  2. Las uvas y las cerezas las cortaremos de un modo diferente al resto de las frutas, debido a su forma redonda. Por seguridad todas las frutas con esta forma se tendrán que partir de la manera que explicamos a continuación. A las uvas les quitamos la piel.  Tanto las uvas como las cerezas las partiremos por la mitad de forma longitudinal para extraerle el hueso o las pepitas. Una vez retirados los huesos volvemos a partir esas mitades por la mitad, de tal forma que, nos queden 4 trocitos alargados de cada uva o cereza.
  3. La manzana es una fruta que no se debe dar a trozos grandes a menores de 3 años. Por eso, la cortaremos de forma diferente. La podemos rallar o cocer, pero en este caso la partiremos en láminas finitas, quitando la piel y el corazón. Nos podemos ayudar de una mandolina para partirlas finitas.
  4. Pelamos el plátano y lo partimos en 2 trozos. Partimos cada mitad de forma longitudinal, y luego, otra vez más, hasta obtener 4 trozos de cada mitad. Otra forma de presentarle el plátano, es partirlo por la mitad sin quitarle la piel y solo quitar un trocito de piel de la parte de arriba. Así no lo chafará con sus manitas al cogerlo.
  5. Por último, colocamos las frutas en un plato y ¡a comer!

El bebé comerá poca cantidad al principio, pero a medida que coja práctica, aumentará la ración. ¡Que cada cual vaya escogiendo la fruta que más le guste! Aprende más sobre esta manera de introducir los alimentos en nuestro artículo sobre el Baby-Led Weaning.