« Volver

Escalopines en salsa de queso

Recetas de carne

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

50 min
(52)
Duración
Dificultad
52 Puntuación
 Cómo hacer escalopines en salsa de queso
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 30 min
Tiempo de preparación: 50 min

CÓMO HACER ESCALOPINES EN SALSA DE QUESOS:

  1. Para la salsa de quesos: disponemos en una olla el queso para untar, y los medallones de queso de cabra. Incorporamos el queso brie y el gorgonzola cortados.
  2. Vertemos la leche evaporada y calentamos el conjunto hasta que los quesos se derritan. Salpimentamos, trituramos con batidora y reservamos en caliente con el fuego al mínimo.
  3. Para el acompañamiento: cortamos las patatas en pequeños dados, las mezclamos en un bol con aceite, sal y perejil, extendemos en una bandeja con papel de hornear y horneamos a 190 ºC durante 30 minutos.
  4. Para los escalopines: cortamos el lomo en láminas de unos 2 cm de grosor, los aplastamos para formar los escalopines y los cocinamos a la plancha por los dos lados. Emplatamos junto a las patatas, salseamos los escalopines con la salsa de queso, decoramos con hojas de albahaca y… ¡a disfrutar!

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

A este plato sólo le falta una fuente de verduras para ser un plato completo. Podríamos añadirlas tanto en forma de ensalada, crema fría tipo gazpacho o también podemos aprovechar el uso del horno para cocinarlas y usarlas como una guarnición. No olvidemos que se recomienda que las verduras tengan un aporte importante en el plato.

A nivel nutricional, tenemos un plato con un aporte de proteína de calidad, tanto por los escalopines de lomo como por el queso. Aunque también nos van a aportar grasas. Al incluir también patatas, tenemos un plato denso en calorías por lo que debemos repartir bien la ración y, como decíamos, acompañarlo de una fuente de verduras.

Para tener una opción vegana, podemos sustituir los filetes de lomo con unos de seitán, tempeh o tofu. Podríamos también usar algunos quesos veganos, tofu sedoso e incluso levadura de cerveza desamargada para sustituir los diferentes tipos de queso y usando bebida vegetal en lugar de leche evaporada.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

El lomo de cerdo, es una de las partes más consumidas del animal. Es frecuente encontrarlo secado al aire o en adobo, aunque también es muy usado como caña de lomo o lomo embuchado. En la cocina española es muy clásico usarlo en un pequeño bocadillo: montado o montadito de lomo. También se suele preparar relleno de verduras.

La carne de cerdo pertenece al grupo de las carnes rojas, que se diferencian de las denominadas carnes blancas por su mayor aporte de hierro, y dependiendo del corte, también por su cantidad de grasa saturada, entre otros aspectos. Es una fuente de proteínas de calidad, minerales como el hierro y vitaminas del grupo B. Podría incluirse una vez por semana siempre que elijamos un corte magro fresco o congelado. Este corte, el lomo, es uno de los que tiene un contenido graso más bajo, por lo que podría ser una de esas opciones que comentamos.