« Volver

Espirales con huevo

Recetas a partir de 3 años

Recetas para niños

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

20 min
(7)
Duración
Dificultad
7 Puntuación
Espirales con huevo
Imprimir Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 20 min

La presentación de la comida juega un papel muy importante en la apetencia. Una comida bien presentada puede hacernos salivar antes incluso de probarla. Por eso, la presentación para los peques es importante. Y presentar un simpático león les va a hacer salivar y pasar un rato divertido. Comer no será un problema, ¡vamos a ver cómo se hace!

Estas espirales con huevo son un plato que, acompañado de una ensalada o verduras, pueden formar parte de una comida o cena equilibrada.

Contiene huevo, que es un alimento muy rico nutricionalmente. La yema del huevo aporta vitamina A, hierro y tiamina. La clara del huevo aporta principalmente agua y proteínas, además de algunos minerales, vitaminas y grasas. En conjunto, el huevo es un alimento muy completo y apreciado a nivel nutricional.

En esta receta además utilizamos espirales de pasta. La pasta forma parte de los alimentos que se encuentran en la base de la pirámide de la alimentación saludable, es decir, forma parte de los alimentos con hidratos de carbono que se deben consumir a diario. Esto no quiere decir que cada día se tenga que comer pasta, sino que se ha de ir variando entre los alimentos que hay en ese grupo: pasta, arroz, patatas, pan… Por lo tanto, garantiza un aporte de hidratos de carbono, también necesarios para el correcto desarrollo y crecimiento del niño.

Y la historia de este plato empieza en una Selva… en la Selva de la Cocina… ¡a ponerse el delantal, que nos vamos de safari!

CÓMO PREPARAR UNOS ESPIRALES CON HUEVO

  1. Ponemos una olla con agua al fuego. Cuando empiece a hervir, echamos los espirales y los cocinamos hasta que veamos que están hechos. Los sacamos y dejamos escurrir.
  2. Engrasamos una sartén con un poquito de aceite y lo ponemos a fuego medio. Mientras, batimos el huevo. Cuando lo tengamos batido, hacemos una tortilla francesa bien redonda. Una vez hecha, la ponemos en el centro de un plato grande.
  3. Para los ojos, cortamos 2 láminas del huevo redondas, 2 rodajas de pepino y las aceitunas. Para la nariz, cortamos el tomate cherry en dos, cortamos una aceituna en forma de corazón. La piel del pepino cortada a lo largo muy fina servirá para los bigotes.
  4. Emplatamos: montamos los ojos con el huevo, el pepino y las aceitunas. El hocico con la otra aceituna, el cherry y los bigotes de pepino. Alrededor de la tortilla, colocamos los espirales y colocamos las orejitas: cortamos 2 trocitos de yema de huevo para hacerlas, y con aceitunas negras, hacemos un reborde interior. Podemos hacerle también cejas y ¡lo que queramos!

 

Ya tienes una comida sacada directamente de la selva, ¡buen provecho!