« Volver

Fingers de tofu con dip de miel y tomate

Recetas Bio

Recetas vegetarianas

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

50 min
(7)
Duración
Dificultad
7 Puntuación
Cómo hacer fingers de tofu con dip de miel y tomate
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 30 min
Tiempo de preparación: 50 min

CÓMO PREPARAR FINGERS DE TOFU CON DIP DE MIEL Y TOMATE: 

  1. Para los fingers de tofu: mezclamos el pan rallado con la sal, la pimienta blanca y la ralladura de lima, y reservamos. Cortamos el tofu en bastones de 2 cm aproximadamente.
  2. Rebozamos los bastones de tofu por huevo batido y la mezcla anterior, y los colocamos en una bandeja con papel de hornear.
  3. Rociamos un poco de aceite de oliva y horneamos durante 15 minutos a 200 ºC. Pasado el tiempo, damos la vuelta al tofu y horneamos 15 minutos más a la misma temperatura, para que se dore por ambos lados.
  4. Emplatamos el tofu en el plato que más nos guste. Para el dip de miel y tomate: mezclamos el tomate frito con la miel y la salsa de soja, acompañamos con los fingers de tofu… ¡y a disfrutar de este aperitivo!

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Dentro de las opciones a elegir para un entrante, las alternativas para mojar en salsa o “dipear” son muy populares. Son cómodas de consumir, se pueden alternar con muchos tipos de salsas y no suelen requerir de mucha elaboración. Podemos usar salsas como la de esta receta de miel y tomate, o recurrir a opciones como mermeladas naturales sin azúcar, humus, guacamole o patés vegetales, para evitar recurrir a azúcares añadidos innecesarios.

Son opciones aptas para comidas y cenas especiales, en eventos como cumpleaños u otras celebraciones. Los fingers, generalmente de pollo, son una de las opciones más conocidas, y dentro de esta alternativa, aquí tenemos una versión vegetariana, que nada tiene que envidiar ni en textura ni sabor. El tofu también es una fuente de proteínas de calidad, por lo que mantenemos un plato equilibrado, al que sería ideal acompañar de verduras, ya sea en forma de ensalada, o incluso en tiras o crudités para mojar también en alguna de las salsas que utilicemos.

Si además queremos una receta vegana, podemos sustituir el huevo por harina de garbanzo mezclada con agua. También deberíamos cambiar la salsa, ya que al llevar miel no sería una receta vegana. Podríamos tener una receta apta para personas con celiaquía si todos los ingredientes están etiquetados sin gluten.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

El tofu ha llegado para quedarse. Ya no nos extraña verlo en nuestros supermercados ni en restaurantes. Es una comida de origen oriental, que se prepara con semillas de soja, agua y un coagulante o solidificante. Generalmente tiene una textura firme, parecida al queso, y de color blanco. Quizá pensemos que es un ingrediente nuevo derivado de la popularización de la alimentación vegana, pero es un alimento tradicional en China.

Este derivado de la soja, es una fuente de proteínas de calidad y completa, así como de hierro, fósforo o magnesio. También aporta vitaminas del grupo B.

Podemos saltearlo, freírlo, tostarlo, asarlo o incluirlo en recetas como croquetas, guisos o incluso postres. Puede tener una textura diferente en función del tipo de tofu que utilicemos. Existe un tofu firme, un poco más arenoso, que suele ser el más frecuente en supermercados y el más utilizado. También podemos encontrar un tofu sedoso, también llamado tofu silken, que puede usarse para croquetas o postres. Otra de las opciones que podemos utilizar son los tofus ahumados, con un sabor más característico. También podemos destacar que puede servirnos para sustituir el huevo en recetas en las que se use para mezclar los ingredientes, como por ejemplo en croquetas o hamburguesas vegetales caseras.