« Volver

Frikadellen

Recetas del mundo

Recetas de carne

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

65 min
(74)
Duración
Dificultad
74 Puntuación
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 15 min
Tiempo de preparación: 65 min
Precio por ración:

desde 2,40 euros*

¿Aún no conoces las especialidades más deliciosas de la gastronomía alemana? Si tu espíritu de cocinillas quiere abrir su abanico de opciones internacionales, te recomendamos que pruebes estas albóndigas alemanas, ¡son exquisitas! Y, aunque la receta que nosotros te proponemos es germana, los frikadellen también son típicos de la cocina danesa y la escandinava. Exactamente, este plato consiste en bolitas fritas de carne picada de ternera y de cerdo mezclada con cebolla, pan, mostaza y algún que otro ingrediente, y se puede tomar tanto como plato principal o como acompañamiento de alguna otra receta. Nosotros te proponemos que las pruebes con una salsa hecha a base de pepinillos, mayonesa y mostaza que le encaja a la perfección. ¡Guten appetit!

CÓMO PREPARAR UN PLATO DE FRIKADELLEN:

  1. Para las albóndigas: juntamos en un bol grande la carne con la cebolla y el ajo picados. Partimos el pan en dados pequeños, lo añadimos al bol anterior y lo amasamos ligeramente.
  2. Incorporamos el huevo, la sal, la pimienta, la mostaza y el perejil fresco picado, y removemos el conjunto hasta obtener una masa homogénea.
  3. Con la masa, hacemos bolitas de unos 60 gramos aproximadamente, las pasamos por la harina y las freímos en una sartén con aceite hasta que queden doradas por todos los lados. Las reservamos en una fuente con papel absorbente.
  4. Para la salsa: picamos finamente los pepinillos y los mezclamos en un bol con la mayonesa y la mostaza. Emplatamos en el recipiente que más nos guste, acompañamos con la salsa y… ¡a disfrutar!

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Si os gusta disfrutar de la carne no os podéis perder esta receta de albóndigas alemanas, ¡os vais a chupar los dedos! En Alemania la carne es muy apreciada, de hecho, hay más de 1500 variedades de salchichas. Cada pequeño pueblo del país tiene su propia Würstchen o salchicha. Las albóndigas allí se llaman Fleischklößchen (frikadellen). El ingrediente principal es la carne picada mixta de ternera y cerdo, mucho más jugosa que cualquier otra, es rica en proteínas, vitaminas y minerales y su contenido en grasa no es muy elevado. Para la salsa alemana de acompañamiento hemos utilizado pepinillos, ricos en vitaminas del grupo B y C, y no podía faltar un pequeño toque de mostaza antigua Duc de Coeur, que nos aporta multitud de beneficios para la salud y está deliciosa. ¿Quién puede resistirse?

*PVP aproximado por ración para una persona. Consulta nuestros precios en tu tienda Lidl más cercana.