« Volver

Galletas con queso

Recetas a partir de 3 años

Recetas para niños

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

90 min
(5)
Duración
Dificultad
5 Puntuación
Recetas de galletas con queso
Imprimir Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 90 min

Las galletas con queso son una buena combinación, junto con una fruta, para una merienda o un desayuno. Los niños pueden ayudarte en el montaje de esta receta. Además puedes proponerles de cambiar los ingredientes para conseguir preparar otros divertidos animales. Es una buena propuesta para pasar un rato juntos y hacer una divertida actividad en familia.

Preparar las galletas en casa puede ser una fantástica actividad para hacer con los peques, y nos permite controlar los ingredientes que usamos, moderar el aporte en grasa, en azúcar y en sal en las galletas que preparemos.

Recuerda que las pasas son un tipo de fruta seca y no un tipo de fruto seco. Aportan fibra e hidratos de carbono. En lugar de galletas también se puede hacer la receta con tostadas redondas de pan, y las pasas se pueden cambiar por una opción de frutos secos, como por ejemplo unas láminas de almendras o bien unos piñones tostados.

Combina esta deliciosa receta con una mandarina, un plátano, un kiwi o bien con unas fresas.

 

Cómo preparar unas galletas con queso

  1. Para preparar las galletas, derretimos en un bol la mantequilla poniéndola 20 segundos en el microondas para que se ablande un poco. Introducimos el azúcar en el bol y con la ayuda de unas varillas batimos la mantequilla junto con el azúcar. Una vez tengamos los dos ingredientes mezclados, añadimos el huevo y volvemos a mezclar muy bien con las varillas.
  2. Por último, añadimos la harina y mezclamos (con las manos) hasta obtener una masa homogénea. Cubrimos la masa con papel film y la dejamos reposar 45 minutos en la nevera. Pasado este tiempo, ponemos la masa entre dos láminas de papel de horno y la estiramos con la ayuda de un rodillo hasta formar una masa de medio centímetro de grosor aproximadamente. (Si no tenemos rodillo podemos ayudarnos de una botella de cristal lisa)
  3. Precalentamos el horno y mientras con un cortador de galletas redondo hacemos las galletas (también podemos hacer la forma cortando la masa con un cuchillo, o utilizando el canto de un vaso), si se nos pega la masa al utensilio que estemos utilizando podemos poner un poco de harina y problema solucionado. Con el horno ya caliente, introducimos las galletas 15 minutos a 180º C.
  4. Dejamos enfriar las galletas. Y para montar los erizos, colocamos los quesitos en el centro de la galleta a modo de cuerpo del erizo y colocamos las pasas en la parte superior del quesito a modo de púas del erizo. Para terminar nuestro divertido animal, colocamos una almendra a modo de boca y dos bolitas de chocolate simulando los ojos.

¡Y ahora a disfrutar de esta clásica merienda de galletas con queso en su versión más divertida!