« Volver

Galletas navideñas caseras

Postres y dulces

Recetas para niños

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

55 min
(175)
Duración
Dificultad
175 Puntuación
Cómo hacer galletas navideñas caseras
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 10 min
Tiempo de preparación: 55 min

Materiales:

- Batidora amasadora Silvercrest
- Moldes de estrellas Ernesto
- Sellos para galletas Ernesto
- Molde metálico circular
- Moldes para galletas navideñas Ernesto

CÓMO PREPARAR GALLETAS NAVIDEÑAS CASERAS:

  1. Para las galletas estampadas: vertemos en el bol de la amasadora la mantequilla a punto pomada,el azúcar y el huevo. Con las varillas para amasar, batimos hasta que se mezcle bien y tengamos una textura homogénea.
  2. Incorporamos la harina, levadura, canela, jengibre y nuez moscada y seguimos batiendo durante unos 5 minutos hasta formar una masa. La estiramos, la cortamos con los moldes de estrella y reservamos en una bandeja con papel de hornear.
  3. Juntamos los sobrantes, los volvemos a estirar y formamos las galletas estampadas con ayuda de los sellos. Las cortamos con el aro metálico y repetimos el proceso con los moldes para galletas navideñas. Disponemos en otra bandeja con papel de hornear y horneamos todas durante 8-10 minutos a 200 ºC.
  4. Mientras se hornean, derretimos el chocolate blanco al baño María. Cuando esté todo listo, formamos con ayuda del chocolate blanco las torres de arbolitos con las galletas en forma de estrella y decoramos las galletas navideñas al gusto. Dejamos enfriar, colocamos en una cajita y… ¡a sorprender en Navidad con esta degustación de galletas!

CONSEJOS PARA PREPARAR UNAS GALLETAS NAVIDEÑAS CASERAS:

  • La mantequilla tiene que estar a punto pomada para que sea más fácil amasarla e integrarla en la mezcla.
  • Utilizamos la amasadora porque facilita el proceso, pero se puede perfectamente hacer a mano. Solo costará un poquito más.
  • A la hora de estirar las masas, si lo hacemos entre dos papeles de hornear, nos será más fácil porque así no se pega ni a la superficie de amasado, ni al rodillo.
  • Colocamos las galletas bien espaciadas entre sí para que al hornearlas, como la masa se expande, no se peguen entre ellas.
  • También es importante precalentar el horno para que las galletas no pierdan su forma.

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Las galletas caseras invaden cada vez más los hogares españoles. Parece que nos gusta llenarnos de harina con los más pequeños de la casa para este tipo de elaboraciones.

No debemos olvidar que, aunque sean caseras, siguen siendo postres muy densos calóricamente hablando, con gran cantidad de azúcar y grasas, por lo que deberíamos reducir su consumo a momentos puntuales. Que vengan en raciones individuales ayuda a controlar cuánto comemos. Sería interesante sustituir el azúcar por fruta troceada, o fruta desecada como dátiles o pasas, para mejorar a nivel nutricional la receta.

Podemos también usar una harina integral, y si está etiquetada sin gluten, al igual que el resto de ingredientes, será apta para personas con celiaquía.
Este tipo de elaboraciones, que se suelen consumir o elaborar en épocas concretas y asociar su consumo a esa estacionalidad, pueden incluirse en una alimentación saludable, siempre que regulemos la ración de consumo.

Información nutricional sobre ingrediente destacado:

Las galletas de navidad o galletas de azúcar, son uno de los postres norteamericanos más típicos de la época navideña. Casi todos hemos crecido viendo como las preparaban y decoraban en las películas. Suele elaborarse y decorarse con formas navideñas: papa Noel o muñecos de nieve, por ejemplo. Aunque se hayan hecho populares en Estados Unidos y Canadá, las primeras galletas navideñas fueron llevadas por los holandeses.

Al ser su base una harina de trigo, son un alimento energético, ya que nos aporta hidratos de carbono complejos. Si utilizamos una opción integral, conseguimos incluir una buena fuente de fibra.
Podemos encontrar opciones de harina especificadas como sin gluten, que las hacen aptas para personas celíacas.
Estos productos, asociados a una época concreta del año, cada vez están más popularizados en nuestro país y se unen a otras recetas tradicionales también estacionales como los mazapanes y turrones en navidad, los miguelitos en la feria de Albacete, o el roscón en el día de Reyes. Podemos llegar a un equilibrio para poder incluir algunas de estas opciones de manera ocasional, pero manteniendo una alimentación saludable.