« Volver

Guisantes salteados con puré de patatas

Recetas para niños

Recetas a partir de 2 años

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

40 min
(29)
Duración
Dificultad
29 Puntuación
Cómo hacer guisantes salteados con puré de patatas
Imprimir Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 40 min

Los guisantes son legumbres y a nivel nutricional son ricos en proteína vegetal y fibra. Además, son fáciles de digerir, con lo que suponen una buena opción para una cena. En esta receta los combinamos con puré de patatas, y los convertimos en una opción de plato único delicioso.

Podemos presentar los guisantes enteros y salteados o bien triturarlos junto con un poco de caldo vegetal y preparar un puré espeso para la base del plato.
Para decorar el conejo y hacer la cara, los ojos, la nariz y las orejas, podéis utilizar los ingredientes que queráis. ¡Dejad volar vuestra imaginación!

CÓMO PREPARAR GUISANTES SALTEADOS CON PURÉ DE PATATA:

  1. Hervimos las patatas con piel durante 40-45 minutos (hasta que estén blandas al pincharlas con un cuchillo). Las pelamos y chafamos muy bien. Las mezclamos con la mantequilla (a temperatura ambiente para que se integre mejor), la leche caliente y un poco de sal. Ponemos al fuego y cocemos durante 15 minutos a fuego bajo y mezclando bien. Dejamos enfriar el puré de patatas y posteriormente lo guardamos en la nevera hasta la preparación del conejo.
  2. Hervimos los guisantes congelados durante 10 minutos, los colamos y los salteamos con un poco de aceite de oliva y sal durante 5 minutos.
  3. Con el puré de patatas frío montamos un conejo, haciendo una bola redonda grande para el cuerpo y una pequeña para la cara.
  4. Montamos el plato, para ello ponemos una base de guisantes a modo de césped en la base del plato alrededor del conejo de puré de patatas que irá colocado en el centro del plato. Y decoramos la cara del conejo con un trocito de cebollino a modo de boca, unos trocitos de aceitunas negras a modo de ojos, un trocito de rabanito a modo de nariz y finalmente unos trocitos de nachos a modo de orejas.

¡Y ya está listo este divertido conejo de puré de patatas con un salteado de guisantes!