« Volver

Helado de aguacate y nueces

Postres y dulces

Recetas de frutas

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

200 min
(103)
Duración
Dificultad
103 Puntuación
Cómo hacer helado de aguacate y nueces
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 10 min
Tiempo de preparación: 200 min

Materiales:

- Heladera Silvercrest
- Tarrinas de helado Ernesto

CÓMO PREPARAR HELADO DE AGUACATE Y NUECES:

  1. Para el helado de aguacate: calentamos en un cazo 75 ml de la bebida de arroz y nuez junto con el azúcar y la miel hasta hervir. En ese momento, vertemos el conjunto sobre las yemas de huevo batidas y seguimos calentando a fuego medio-bajo hasta que espese el conjunto sin dejar de remover.
  2. Retiramos del fuego y añadimos los 75 ml de bebida de arroz y nuez restantes. Vertemos en un vaso para batir los aguacates pelados y sin hueso, y el zumo de lima y la base de natillas anterior. Batimos con batidora hasta conseguir una mezcla homogénea.
  3. Introducimos la mezcla en el recipiente de la heladera previamente congelado durante 24 horas, dejamos mantecar durante 1 hora y congelamos entre 1 y 2 horas más para que gane consistencia en un recipiente de cristal tapado. Si no dispones de heladera puedes congelar un total de 4 horas, batiendo el helado cada hora.
  4. Para las tejas de lima y decoración: en un bol, rallamos y exprimimos las limas, añadimos el azúcar, las nueces trituradas y la harina tamizada. Batimos todo hasta obtener una mezcla cremosa, la dividimos en una bandeja con papel de hornear formando pequeños círculos y horneamos a 180 ºC durante 10 minutos. Emplatamos el helado en las tarrinas, acompañamos con una teja, hierbabuena y… ¡a disfrutar!

CONSEJOS PARA PREPARAR UN HELADO DE AGUACATE Y NUECES:

  • Como base del helado, hemos optado por elaborar una especie de crema inglesa con la bebida de arroz y nuez, el azúcar y las yemas de huevo para que el helado tenga más consistencia.
  • Podemos utilizar también una base de nata montada si lo preferimos. Con 200 ml será suficiente, ya que el aguacate es graso y si nos excedemos con la nata, no conseguiremos la textura que buscamos.
  • No utilizamos toda la bebida de arroz y nuez para hacer la crema inglesa porque la mezcla del helado tiene que estar templada y no caliente cuando la vertemos en la heladera.
  • Aunque no utilicemos en este caso las claras de huevo, siempre las reservamos para aprovecharlas en futuros postres o incluso para recetas saladas con claras de huevo. Nunca las desechamos, aquí se aprovecha todo.
  • Cuando hagamos esta receta, tenemos que acordarnos el día anterior de meter en el congelador con la bolsa el recipiente de la heladera. Necesitamos que el líquido de su interior se congele en su totalidad para que el helado se manteque correctamente.
  • Para congelar el helado 1 hora más para que gane consistencia, es mejor utilizar un recipiente de cristal que uno metálico. Porque la congelación en el de cristal es más homogénea y además no se nos queda adherido a las paredes como podría pasarnos en un recipiente metálico.
  • Si no dispones de heladera puedes congelar un total de 4 horas, batiendo el helado cada hora para romper los cristales de hielo.
  • Es importante que cuando cocinemos las tejas, las dejemos enfriar un poquito antes de decorar el helado, para que el contraste de temperaturas no haga que éste se nos derrita.

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Es cada vez más habitual el introducir nuevos ingredientes a la hora de hacer helados, buscando sabores diferentes. Aquí tenemos un ejemplo con un helado de aguacate. Puede ser una opción interesante para ciertas ocasiones, ya que se trata de una elaboración sencilla que no requiere de mucho tiempo de preparación.
Podríamos reducir el consumo de azúcar y miel añadiendo pasas o dátiles, o usando alguna fruta en su elaboración. Ya que se elabora con bebida de arroz y nuez, es una opción ideal para aquellas personas intolerantes a la lactosa. Podemos usar una bebida vegetal sin frutos secos ni añadir las nueces para aquellas personas alérgicas a los frutos secos.

Ya sabemos que los helados no son para consumo diario, pero sí hacemos elaboraciones caseras mejoramos su composición y podemos consumirlos como un postre en momentos puntuales. También podemos añadirles frutas troceadas para tener raciones más pequeñas.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

El aguacate es un fruto, un alimento muy versátil en la cocina, ya que tiene una cantidad importante de grasa, por lo que es ideal para elaborar cremas o salsas. Aunque precisamente ese contenido en grasas hiciera que se pensara que no es apto para consumo frecuente, hoy en día sabemos que son de buena calidad, por lo que podemos consumirlo sin temor.

Al tener un sabor suave y textura cremosa podemos usarlo tanto con ingredientes dulces, salados, ácidos o amargos o incluso todos a la vez. Se puede usar en tostadas con aceite, o con fruta troceada, en ensaladas y en cremas. También podemos elaborar helado tal y como vemos en esta receta. Y no debemos olvidar su uso más conocido, en forma de guacamole. Su uso se ha “viralizado”, ya no hay un brunch que se precie sin un poco de aguacate en cualquiera de sus presentaciones.