« Volver

Huesos de santo

Postres y dulces

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

230 min
(8)
Duración
Dificultad
8 Puntuación
Cómo hacer huesos de santo
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 7 min
Tiempo de preparación: 230 min

Materiales:

- Picadora
- Manga pastelera

CÓMO PREPARAR HUESOS DE SANTO:

  1. Para el mazapán: pelamos las almendras, las trituramos con una picadora y reservamos en un bol. En una olla, calentamos el agua con el azúcar y cocinamos durante 2 minutos a fuego medio, hasta conseguir un almíbar de hilo fino. Vertemos poco a poco el almíbar a las almendras mientras vamos mezclando hasta integrarlo y dejamos reposar la masa durante 2 horas.
  2. La estiramos y con un palillo de madera, hacemos pequeñas incisiones por todo el rectángulo para hacer relieves en la masa. Cortamos rectángulos de 5 cm de ancho y 6 de largo, enrollamos y volvemos a secar de pie durante 1 hora.
  3. Mientras se secan, preparamos el relleno de yema: hacemos otro almíbar con el agua y el azúcar, cocinándolo esta vez durante 5 minutos y batimos las yemas. Incorporamos el almíbar poco a poco a las yemas y después espesamos todo al baño María. Enfriamos en manga pastelera.
  4. Para el relleno de chocolate: derretimos el chocolate al baño María también, añadimos la leche, removemos y reservamos en otra manga pastelera. Rellenamos unos canutillos con un relleno, y el resto con el otro y...¡a disfrutar de la noche de Halloween!

CONSEJOS PARA PREPARAR UNOS HUESOS DE SANTO:

  • Si tenemos harina de almendra en casa, podemos utilizarla para hacer este postre. Pero tenemos que tener en cuenta que igual necesitamos un poco más de almíbar para que nos quede la textura correcta.
  • Para comprobar que el almíbar está en el punto de hilo fino, podemos coger un poco con ayuda de una cuchara, lo vertemos a un plato y con la parte infrerior de la cuchara presionamos ligeramente y subimos. Si sale un hilo fino que se rompe con facilidad, está en el punto perfecto.
  • Es importante añadir el almíbar poco a poco mientras removemos para poder ajustar la cantidad del mismo en la masa. Es probable que no necesitemos todo. Siempre depende del triturado previo de las almendras.
  • Cuando estiremos la masa de mazapán, tenemos que tener cuidado de no dejarla ni demasiado gruesa porque sería muy contundente al comerla, ni demasiado fina porque podría llegar a romperse a la hora de formar los huesos. El grosor idóneo sería 0,5 cm.
  • Para el relleno de yema tenemos que tener cuidado en no añadir el almíbar muy rápido porque la yema se cuajaría demasiado rápido, no conseguiríamos la textura perfecta y también se nos podrían quedar grumos.
  • El espesar la crema de yema puede costar aproximadamente 30 minutos, porque hay que prepararlo a fuego medio. De esta manera conseguimos un resultado homogéneo en toda la crema.
  • El chocolate del relleno de chocolate lo podemos derretir también en el microondas en pequeños intervalos de 30 segundos y removiéndolo continuamente. De todos modos, el derretirlo al baño María nos da la seguridad de que no se nos quema, siempre y cuando el agua no toque la base del bol o recipiente que hayamos colocado sobre la olla.

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Este postre elaborado de mazapán, es uno de los clásicos dentro de la gastronomía española. Se suelen consumir en el Día de Todos los Santos. Son ese tipo de productos, como pueden ser los miguelitos en la Feria de Albacete, o el roscón de Reyes, que se consume en un momento concreto del año, por lo que pueden tener cabida en una alimentación saludable, si se van a disfrutar con moderación.

El mazapán es un postre elaborado a partir de almendras, al que suele añadirse gran cantidad de azúcar. Podemos utilizar unas cuantas pasas o dátiles para no añadir tanta cantidad de azúcar, o incluso no añadirle azúcar. Lo podemos aromatizar con vainilla, canela, o ralladura de piel de limón, y utilizar un relleno con fruta triturada para el toque dulce.
Con esto reduciríamos significativamente la cantidad de azúcar de la receta. Aunque no debemos olvidar que es una receta densa calóricamente por lo que, aunque no añadamos tanto azúcar, seguirá siendo un postre para consumo ocasional.
Si, como decíamos, usamos frutas trituradas o chocolate puro para el relleno, al no usar huevo, tendríamos una receta vegana.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

Los huesos de santo, son uno de los postres más clásicos de la gastronomía española. Se cree que su origen se encuentra en Valencia, hay citas de 1611. Es un postre a base de mazapán rellenos de dulce de yema. Es un postre frecuente en el Día de Todos los Santos.

La base de este postre, es la almendra. La englobamos dentro de lo que llamamos frutos secos. Una vez pelada, es una de las opciones más cómodas para poder utilizar como snack saludable para media mañana o merienda. Existen muchas variedades de almendra, aunque la más conocida en la península es la atocha o variedad española.
La almendra se utiliza en infinidad de recetas, como el turrón duro, el propio mazapán, o acompañando a algunos pescados como la trucha, o carnes como el pollo o el pichón. También en diversas preparaciones como el alcuzcuz o en rellenos.A nivel nutricional, tanto la almendra como el resto de frutos secos, son una buena elección para un consumo habitual, aún siendo un producto denso calóricamente hablando. Esta última característica nos va a venir bien a la hora de poder saciarnos con menos cantidad de comida, para picar entre horas y no llegar con mucho apetito a las comidas principales.

En proporción, son ricas en proteínas, aunque difícilmente llegaremos a cubrir las necesidades de proteína con ellas, si pueden ayudar a modo de complemento. También son ricas en grasas cardiosaludables, así como en calcio, y vitamina E, entre otras.