« Volver

Huevo revuelto con puré de calabaza y zanahoria

Recetas a partir de 6 meses

Recetas para niños

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

20 min
(12)
Duración
Dificultad
12 Puntuación
Receta de huevo revuelto con puré de calabaza y zanahoria para niños
Imprimir Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 20 min

Con la alimentación complementaria, el bebé descubre un nuevo universo de texturas y sabores. Los purés y los triturados son una buena opción, que puedes combinar con trocitos de alimentos blandos para que pueda experimentar. Para darle un toque distinto al puré, hoy te proponemos una receta de puré para bebé en forma de caracol. ¡Empezamos!

  1. Pelamos, cortamos y hervimos en una cacerola con agua hirviendo la zanahoria, la calabaza, la patata a trozos y las judías verdes. Para que se cuezan todas las verduras a la vez, te recomendamos que cortes la zanahoria más pequeña, y que añadas las judías en último lugar. Usa la menor cantidad de agua posible, y no le añadas sal.
  2. Cuando estén cocidas, sacamos las verduras con una espumadera. Podemos reservar el agua para por ejemplo preparar un cuscús, o cocinar otros alimentos. Separamos las judías, y trituramos las demás verduras para que formen un puré de color naranja, añadiendo un poco de aceite de oliva virgen.
  3. Separamos la yema de la clara. En una sartén con aceite, cocinamos primero la clara, removiendo constantemente con una cuchara de madera. Cuando empiece a cocerse, añadimos la yema y seguimos removiendo hasta que esté cocida. De esta manera, evitaremos que quede una textura demasiado seca.
  4. Montamos el caracol combinando el puré y el huevo revuelto. Podemos ayudarnos con una manga pastelera. Por último, cortamos las judías verdes en tiras para hacer el contorno del caracol, los cuernos y los ojos. El bebé podrá comer las judías verdes él solito, cogiéndolas con la mano.