« Volver

Huevos al nido con pisto

Recetas de huevo

Recetas vegetarianas

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

110 min
(161)
Duración
Dificultad
161 Puntuación
Cómo hacer huevos al nido con pisto
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 35 min
Tiempo de preparación: 110 min
Precio por ración:

desde 0,65 euros*

CÓMO PREPARAR HUEVOS AL NIDO CON PISTO:

  1. Picamos los ajos en láminas, la cebolla en pequeños dados y los rehogamos en una sartén con aceite de oliva. Cuando la cebolla esté transparente, añadimos los pimientos cortados también en dados del mismo tamaño y seguimos cocinando.
  2. Cuando tengamos la base del sofrito cocinada, incorporamos las dos verduras que requieren menos tiempo de cocción, es decir, la berenjena y el calabacín partidas también en dados. Removemos y cocinamos durante 5 minutos.
  3. Pasado este tiempo, pelamos y trituramos los tomates con batidora, y vertemos el jugo en la sartén anterior. Cocinamos todo durante 15 minutos a fuego medio hasta reducir el tomate, sazonamos y reservamos.
  4. Cortamos la parte superior de los panecillos, retiramos la miga y los rellenamos con el pisto. Disponemos un huevo en el interior y decoramos con pimienta negra. Colocamos las bases y las tapas cubiertas en una bandeja con papel de aluminio o con otra bandeja de horno. Horneamos a 180 ºC durante 15 minutos y… ¡a disfrutar!

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Hoy compartimos una receta muy sencilla de elaborar, para un desayuno, almuerzo o aperitivo diferente y nutritivo. Contamos con una estupenda fuente de proteínas como es el huevo, una ración abundante de verduras e hidratos de carbono en los panecillos, que pueden ser integrales para mejorar aún más el plato. Podríamos decir por tanto, que se trata por sí misma de una receta completa.

Ya que vamos a usar el horno podemos poner más cantidad de verduras para aprovechar el calor. Tanto para acompañar el plato a modo de guarnición, pudiendo ser incluso una comida principal, como para tenerlas listas para futuras elaboraciones rápidas.

No serán los famosos huevos Benedict clásicos de un “brunch”, pero esta receta es la prueba de que podemos hacer desayunos algo más elaborados cuando tengamos más tiempo, sin tener que recurrir a ingrediente exóticos o poco comunes.

Si en lugar del huevo, añadimos por ejemplo tofu, tenemos una estupenda variante vegana.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

El huevo es uno de los alimentos más nutritivos que tenemos a nuestra disposición. Tiene una de las proteínas de mayor calidad, es considerada prácticamente como el estándar de la calidad proteica por sus aminoácidos y por su alta digestibilidad.

Esta proteína no solo está en la clara como mucha gente cree, también en la yema, donde comparte espacio con grasas cardiosaludables. Aunque ha sido un alimento demonizado durante muchos años por su contenido en colesterol, no hace falta limitar su consumo a solo 2-3 unidades a la semana, es un mito muy extendido pero injustificado para población general.

También tenemos que tener en cuenta la versatilidad que ofrece en la cocina, desde platos rápidos como una tortilla francesa o de verduras, la clásica tortilla de patatas o a la hora de realizar masas o salsas mejorando la textura de las mismas.

*PVP aproximado por ración para una persona. Consulta nuestros precios en tu tienda Lidl más cercana.