« Volver

Huevos al plato

Recetas de huevo

Recetas de verduras

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

70 min
(83)
Duración
Dificultad
83 Puntuación
Cómo hacer huevos al plato
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 27 min
Tiempo de preparación: 70 min

CÓMO PRAPARAR HUEVOS AL PLATO:

  1. Pelamos y laminamos los dientes de ajo, picamos la cebolla y el pimiento rojo en dados.
  2. Sofreímos las verduras en una sartén con aceite.Cuando estén cocinadas, añadimos los taquitos de jamón y los tostamos ligeramente.
  3. Vertemos el tomate, los guisantes y dejamos cocinar el conjunto durante 5 minutos para reducir la salsa y concentrar los sabores. Sazonamos y aromatizamos con tomillo.
  4. Dividimos en 4 raciones individuales sobre recipientes aptos para horno, disponemos un huevo sobre cada uno, los tapamos, y horneamos durante 20 minutos a 190 ºC. También se pueden cocinar los huevos fritos o a la plancha. Decoramos con perejil fresco picado y… ¡a disfrutar!

CONSEJOS PARA PREPARAR UNOS HUEVOS AL PLATO:

  • Nosotros hemos elegido la receta tradicional, pero podemos cambiar las verduras por las que más nos gusten. Otra forma de preparar la base de este plato puede ser poniendo como base un pisto.
  • La receta de huevos al plato se puede preparar tanto en raciones individuales como en formato para compartir. Lo que conseguimos haciéndolo en raciones individuales es que las cantidades más medidas y estéticamente lo presentamos mejor.
  • Podemos hacer esta receta adaptada a un recipiente que no sea un plato, sino utilizar esta receta como relleno de otra verdura, por ejemplo. Del estilo a nuestra receta de berenjenas rellenas de verduras.
  • Preparamos el huevo en el horno porque es una técnica de cocinado más saludable y porque queremos que se integre mejor entre el sofrito. Para hacerlo, es mejor taparlas porque tenemos el riesgo que el huevo se seque en exceso e incluso llegue a quemarse.
  • En caso de que no guste el cocinado del huevo en el horno, las verduras pueden acompañarse también de huevo frito o a la plancha.

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Muchas veces, queremos innovar en la cocina, pero pensamos que hará falta mucho tiempo para preparar un plato diferente y sabroso. Aquí tenemos un ejemplo de una receta muy vistosa, con mucho sabor, y muy fácil de preparar. Es un plato ideal tanto para una comida o cena, cómo un entrante individual para un evento en el que queramos hacer algo distinto. En él incluimos proteínas de calidad como las del huevo, los guisantes y el jamón, grasas cardiosaludables del aceite de oliva virgen extra, y una buena ración de verduras. Esta receta es apta para personas con celiaquía, aunque deberíamos asegurarnos que los ingredientes envasados no especifiquen lo contrario.

Podríamos usar un tofu sedoso para sustituir el huevo y tener una textura parecida, y si añadimos sal kala namak también tendremos un sabor parecido. Para sustituir el jamón podemos usar garbanzos horneados, que mantendrán ese toque crujiente.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

El huevo es uno de los alimentos más nutritivos que tenemos a nuestra disposición. Tiene una de las proteínas de mayor calidad, es considerada prácticamente como el estándar de la calidad proteica por sus aminoácidos y por su alta digestibilidad.

Esta proteína no solo está en la clara como mucha gente cree, también en la yema, donde comparte espacio con grasas cardiosaludables. Aunque ha sido un alimento demonizado durante muchos años por su contenido en colesterol, no hace falta limitar su consumo a solo 2-3 unidades a la semana, es un mito muy extendido pero injustificado para la población general.

En la cocina destaca por su versatilidad, ya que podemos usarlo desde platos rápidos como una tortilla francesa o de verduras, la clásica tortilla de patatas, no abriremos la guerra de sí cebolla si o cebolla no; o a la hora de realizar masas o salsas mejorando la textura de las mismas.