« Volver

Mejillones al vapor con salsa de piquillos

Recetas de pescados y mariscos

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

35 min
(143)
Duración
Dificultad
143 Puntuación
Cómo hacer mejillones al vapor con salsa de piquillos
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 3 min
Tiempo de preparación: 35 min

CÓMO HACER MEJILLONES AL VAPOR CON SALSA DE PIQUILLOS:

  1. Para la salsa de piquillos: calentamos la cebolla caramelizada con los pimientos, una vez caliente, vertemos la nata para cocinar. Removemos y hervimos todo durante 3 minutos para que se integren bien los sabores.
  2. Disponemos en un vaso para batir, salpimentamos y batimos hasta conseguir una mezcla homogénea. Reservamos en una salsera.
  3. Para los mejillones y los langostinos al vapor: en una sartén con un poco de profundidad y con aceite de oliva, tostamos los langostinos a fuego medio-alto para que no se cocinen en exceso.
  4. Bajamos el fuego, incorporamos los mejillones, el vino blanco, el zumo de limón y dejamos cocinar durante 5 minutos. Emplatamos la salsa de piquillos en la base de un plato hondo y sobre ella los mejillones y langostinos. Decoramos con perejil fresco y… ¡a disfrutar!

CONSEJOS PARA PREPARAR CREMA FRÍA DE ESPÁRRAGOS:

  • La cebolla caramelizada al Pedro Ximenez le da un toque agridulce y un toque buenísimo a la salsa, ya que contrastan los sabores dulces y salados. Además nos facilita mucho el trabajo al no tener que esperar todo el tiempo que le cuesta a la cebolla caramelizarse.
  • Es importante no sobrepasar el punto de cocción tanto de los langostinos como de los mejillones, para que la textura no sea desagradable y para que conservemos mejor los sabores. Podemos ayudarnos a comprobar la cocción con un cuchillo o tenedor fuera de la sartén.
  • Para cocinar el marisco, bajamos el fuego porque de esta manera le da tiempo al vino a evaporar el alcohol sin que se nos pase de cocción.
  • También es importante cocinar sin tapa para dar espacio al alcohol a evaporarse rápida y fácilmente.
  • Un consejo más profesional de presentación para cuando tengáis comidas especiales en casa, es servir el marisco primero. Después en la mesa delante de los invitados, ir sirviendo la salsa con la salsera uno a uno.

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Cuando pensamos en moluscos como los mejillones, solemos pensar en cocinarlos al vapor, con un poco de limón y no mucho más. Y cuando pensamos en cocinar mariscos como el langostino, pensamos en hacerlos a la plancha. Pero si queremos darle una vuelta y combinar ambos, tenemos una opción sencilla, fácil de preparar, y que sorprenderá a tus invitados. Esta receta mezcla ambas opciones con una salsa a base de pimientos de piquillo.

Tenemos un plato con una buena fuente de verduras, rápido de elaborar, y que puede ser un buen entrante junto con verduras, tanto en forma de ensalada o verduras asadas. Podría incluso ser un plato principal, si la ración de verduras es abundante. Incluso podríamos acompañar este plato con algún hidrato de carbono, por ejemplo, patata asada.

Para poder tener un plato vegano, podríamos usar tofu sedoso envuelto en alga nori, o acompañado de alga wakame salteados previamente en la sartén.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado: Dentro de los tipos de moluscos consumidos en España, los mejillones son uno de los más conocidos y usados. Aunque generalmente podamos pensar que no tienen mucha versatilidad en la cocina, esto no es del todo cierto. A la cocción al vapor, la más usada, se le unen en salsa, en escabeche, así como mejillones rellenos, a la marinera o acompañando un plato de pasta tipo espaguetis con mejillones. También se pueden utilizar para preparar buñuelos rellenos o croquetas.

La opción en conserva es un recurso muy cómodo para tener un plato saludable, rápido y en poco tiempo.

Este alimento típico de las zonas costeras de España, sobre todo de Galicia, a nivel nutricional, son una buena fuente de proteínas de calidad. También tiene un alto contenido en omega 3 y vitamina B12, así como minerales como el hierro, yodo o potasio, entre otros.

Se suele asociar el marisco a problemas derivados con el ácido úrico. Es importante que en casos en los que exista una patología relacionada, se debe limitar su consumo al igual que los embutidos, carnes procesadas o el consumo de alcohol.