« Volver

Mini pizzas de berenjena

Recetas de verduras

Recetas de hojaldre, masas y pizza

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

60 min
(19)
Duración
Dificultad
19 Puntuación
Cómo hacer mini pizzas de berenjena
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 30 min
Tiempo de preparación: 60 min

CÓMO HACER MINI PIZZAS DE BERENJENA:

  1. Partimos las berenjena previamente lavadas en rodajas de unos 2 centímetros de grosor y las extendemos en una bandeja con papel de hornear. Añadimos un poco de aceite, sal y pimienta negra y horneamos durante 20 minutos a 190 ºC.
  2. Para las pizzas de jamón y queso: extendemos el tomate frito sobre la base de ⅓ de la cantidad de berenjenas, un poco de queso mozzarella por encima y jamón cocido cortado en daditos. Terminamos con lascas de Grana Padano y orégano.
  3. Para las pizzas de bonito y queso: extendemos el tomate frito sobre otro tercio de la cantidad de berenjenas, queso gouda rallado, unos lomos de bonito desmigados y tomillo seco al gusto.
  4. Para las pizzas de tomate y albahaca: cortamos las mozzarellas en cuartos, los cherrys en mitades y los disponemos sobre las rodajas de berenjena restantes. Horneamos de nuevo todas a la misma temperatura durante 10 minutos, decoramos las pizzas de tomate con hojas de albahaca …. ¡a disfrutar de esta original receta!

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Si no sabes como introducir un alimento como la berenjena en tu día a día, hacerla en forma de mini pizzas puede ser una buena solución, sobre todo si tienes pequeños en casa que son reacios a probar nuevas verduras. También es una opción ideal como entrante para una celebración o comida especial. Y no olvidemos que ya que utilizamos el horno, podemos aprovechar para cocinar para otros días.

En este tipo de elaboraciones, podemos dejar volar la imaginación y añadir los ingredientes que más nos gusten o incluso, queramos innovar y mezclar. A nivel nutricional tenemos un buen aporte de verduras, acompañado de las diferentes opciones de proteínas usadas, en este caso, los lomos de bonito, el jamón cocido y los distintos tipos de queso. También podríamos usar opciones como la soja texturizada o incluso usar humus como base de la mini pizza. Para sustituir el queso podemos usar una opción de queso vegano o tofu sedoso.

En este caso, no tenemos problemas en la base de la pizza para la población celíaca, por lo que únicamente deberíamos comprobar que en las etiquetas de los ingredientes especifique que son aptos para personas con celiaquía.

Información nutricional sobre el ingrediente principal:

La berenjena es una de las verduras más utilizadas en cocina. Existen algunas variedades e híbridos, aunque la más común es la que tiene forma alargada y morada o violeta. Su parte comestible, es muy jugosa al cocinarla por lo que nos da mucha versatilidad en la cocina. Podemos hacerlas rellenas, también como base de pizza en esta receta, incluso usarla para cremas. Existen muchas recetas en las que la berenjena tiene un papel destacado, como puede ser en la samfaina catalana, en la mousaka griega o en la caponata italiana. También se suelen consumir rebozadas, aunque sabemos que esta es una opción menos saludable.
Es importante cocinarlas antes de consumirlas ya que mejora su digestión. Podemos destacar que es una verdura rica en agua, así como potasio y carotenoides, importantes por su efecto antioxidante. También contiene vitamina A, C y del grupo B. Hay que destacar siempre que el consumo de verduras y hortalizas debería ser la base de nuestra alimentación.