« Volver

Mini tartaletas de manzana

Postres y dulces

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

75 min
(145)
Duración
Dificultad
145 Puntuación
Cómo hacer mini tartaletas de manzana
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 15 min
Tiempo de preparación: 75 min

Materiales:

- Molde para magdalenas
- Aro metálico de 10 cm de diámetro
- Aro metálico de 7 cm de diámetro

CÓMO PREPARAR MINI TARTALETAS DE MANZANA:

  1. Para el relleno: pelamos y cortamos las manzanas en daditos y las disponemos en un cazo. Agregamos el azúcar, la miel y el agua y caramelizamos a fuego medio durante 15 minutos aproximadamente hasta obtener una textura melosa. Reservamos.
  2. Por otro lado, mezclamos las yemas de huevo y la harina fina de maíz. Agregamos la leche, la ralladura de limón y la manzana caramelizada. Removemos y volvemos a cocinar en una olla hasta que la mezcla espese.
  3. Para las tartaletas: estiramos y cortamos dos masas quebradas en círculos de 10 cm con un aro metálico. Los utilizamos como base: lo disponemos en el molde para magdalenas engrasado con aceite y rellenamos con la crema.
  4. La masa quebrada restante la cortamos en círculos de 7 cm y después tiras de 1 cm de grosor. Las colocamos sobre las tartaletas formando una cuadrícula, pintamos con huevo batido, horneamos durante 20 minutos a 180 ºC y… ¡a disfrutar!

CONSEJOS PARA PREPARAR UNAS MINI TARTALETAS DE MANZANA:

  • Caramelizamos la manzana para potenciar y endulzar más su sabor, ya que es el ingrediente más característico de la receta.
  • Si utilizamos otra variedad de fruta con más agua hay que tener en cuenta que habrá que rebajar la cantidad de agua para que el caramelizado sea el deseado.
  • Las yemas de huevo y la harina fina de maíz nos ayudan a que la crema pastelera espese y la mezcla adquiera consistencia. Si aumentamos sus cantidades, obtendremos una mezcla más espesa y si las rebajamos, obtendremos una crema más ligera.
  • Podemos aprovechar los bordes que nos sobran de las masas quebradas para hacer otros postres o aperitivos salados.
  • Pintamos las tartaletas con huevo batido para que tengan un tono más dorado y obtener un resultado final más brillante y apetitoso.
  • Esta receta podríamos prepararla en una ración en vez de en pequeñas tartaletas, pero esta manera nos resulta más cómoda de comer y de llevar a cualquier lado.

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Una de las formas más convencionales de usar la fruta en cocina es en repostería, tanto en pasteles como tartaletas, ya que dan un toque dulce y vistoso al plato y son muy fáciles de cocinar. En estos mini pasteles de fruta, tenemos raciones individuales muy adecuadas para poder consumir una porción de manera ocasional.

Es un plato no muy elaborado, que podemos preparar en celebraciones o eventos para tener un postre diferente e incluyendo fruta como forma de darle un sabor dulce. Para tener la textura de la receta en el relleno, no es imprescindible caramelizar la manzana con miel y azúcar, podemos cocinarla en el microondas previamente para evitar así añadir azúcares, no olvidemos que las frutas ya tienen un sabor dulce, y más cuando las cocinamos. Esto hará nuestra receta más saludable.

Una vez cocinada, podemos añadirle canela, pasas o incluso chocolate puro troceado o rallado para darle un toque de sabor.

Para tener una opción vegana, podemos usar bebida vegetal en lugar de leche y sustituir el huevo, podemos usar harina de garbanzo y agua junto con la harina de maíz. Si nos aseguramos que tanto la masa quebrada como el resto de ingredientes envasados estén certificados sin gluten, tenemos una receta apta para celíacos.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

La manzana, es una de las frutas más consumida. Se estima que existen entre 5.000 y 20.000 variedades, aunque el número se reduce significativamente a nivel comercial. Las más comunes en nuestras fruterías son las manzanas Golden, Reineta o Fuji.

Se puede transportar fácil, y podemos consumirla con la propia piel, por lo que la hace una opción ideal para un picoteo saludable que podamos llevar a cualquier parte, por ejemplo, en rutas por la montaña.

En cocina, es una de las frutas más utilizada ya que es una de las frutas más versátiles.

Puede usarse tanto en recetas elaboradas como pasteles o asadas. Esta última opción es ideal para incluir en platos como cremas, purés o hacerlas rellenas. Da también un contraste de sabor y textura mezclada con quesos, pescados o incluso carnes. Es una de las frutas ideales para incluir en ensaladas junto con todo lo que se te pueda ocurrir, deja volar tu imaginación.

A nivel nutricional, la manzana, como el resto de frutas, es uno de los alimentos fundamentales, que conviene incluir en la base de nuestra alimentación. La manzana es una fuente de fibra, así como vitaminas y minerales, como potasio, fósforo o vitamina E, entre otros. También es rica en taninos.