« Volver

Minihamburguesas de salmón

Recetas para niños

Recetas a partir de 12 meses

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

30 min
(4)
Duración
Dificultad
4 Puntuación
Receta de minihamburguesas de salmón
Imprimir Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 30 min

El salmón es un pescado azul, y como tal contiene un tipo de grasas muy saludables: los ácidos grasos omega 3. Precisamente por esto, se recomienda comer pescado azul (sardinas, caballa, salmón, bonito, jurel...) entre 2 y 3 veces por semana

Cuando preparamos recetas con pescado para niños, es muy importante revisar que no haya espinas. Lo más seguro es palpar o desmenuzar la carne del pescado con las manos bien limpias.

Estas minihamburguesas son ideales para que tu bebé practique baby-led weaning, pues podrá cogerlas con la mano e ir comiendo a su ritmo. Para niños más mayores, recomendamos aumentar el tamaño de la hamburguesa.

¡Vamos a ver cómo prepararlas!

  1. Con unas 12 horas de antelación, descongelamos en la nevera los lomos de salmón, en un tupper cerrado con rejilla. Cortamos el puerro en trozos muy pequeños, y lo sofreímos con un poco de aceite. También, lavamos, pelamos y rallamos el calabacín. Lo añadimos a la sartén cuando el puerro esté blando, removiendo de vez en cuando. Lo dejamos cocinar unos 5 minutos más, hasta que el calabacín esté cocido. Reservamos para que se atempere.
  2. Eliminamos la piel del salmón, si la tiene, y nos aseguramos de que no tenga espinas. Picamos el salmón en una picadora, o con un cuchillo, hasta que quede bien fino. Seguidamente, en un bol, batimos el huevo y añadimos las verduras y el salmón picado. Añadimos el orégano y mezclamos bien. Tiene que quedar una masa manejable, y para ello, añadiremos un poco de harina o pan rallado. Después, cogemos la masa y formamos pequeñas hamburguesas.Lo más sencillo es hacerlo con las manos un poco húmedas, hacer una bolita y aplanarla. Continuamos, cocinando las minihamburguesas en una sartén con aceite de oliva y esperamos hasta que estén bien hechas. Retiramos el exceso de aceite con papel absorbente.
  3. Para la decoración, lavamos un trozo de pepino, lo pelamos y hacemos finas rodajas. Lavamos un tomate de tamaño similar, y lo cortamos también de la misma forma.
  4. ¡Es el momento de emplatar! Vamos a preparar unas vistosas flores para lograr un plato de lo más apetecible. Colocamos las rodajas intercaladas, formando los pétalos de la flor. Con las hojas y brotes tiernos, hacemos un bonito prado. Por último, colocamos la minihamburguesa en el centro de la flor.  Si lo combinamos con un plato a base de cereales (arroz, cuscús, pasta...) y vegetales, tendremos una comida o cena completas. ¡A disfrutar!