« Volver

Osito dormilón de arroz con tortilla

Recetas a partir de 12 meses

Recetas para niños

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

20 min
(32)
Duración
Dificultad
32 Puntuación
Receta infatil de arroz con tortilla en forma de oso dormilón
Imprimir Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 20 min

¿Buscas una forma diferente de presentar una tortilla francesa? Utiliza la tortilla para arropar a nuestro simpático osito de arroz, y haz que tenga unos dulces sueños. Una propuesta de cena fácil, aunque la puedes utilizar también para la comida. El arroz, si es integral, aporta más cantidad de fibra, lo que también proporciona más saciedad. Acompaña esta receta con una ensalada o una crema de verduras para una comida completa.

Siguiendo estos pasos podrás preparar 4 divertidos ositos ¡Vamos allá!:

 

  1. Ponemos a hervir el arroz con el caldo de verduras sin sal. Lo dejamos cocer unos 15 minutos, aproximadamente. (Si no disponemos de caldo de verduras preparado, podemos hacerlo casero: llenamos una olla exprés con 3 litros de agua y añadimos las verduras limpias y a trozos grandes. Una buena combinación es 1 cebolla, 1 puerro, 2 ramas de apio, 3 zanahorias y medio repollo. Cerramos bien la olla y cocemos 30 minutos a fuego bajo. Apagamos y dejamos que olla se enfríe y vaya saliendo el vapor. Colamos y ya tenemos un magnífico caldo de verduras listo para usar).
  2. Cuando al arroz le queden 5 minutos, ponemos a calentar un poquito de aceite en una sartén y batimos los 4 huevos por separado para hacer las tortillas.
  3. Con la sartén caliente vamos haciendo las tortillas, para cada una utilizaremos un huevo. Tienen que quedar redondas, para poder tapar bien al osito.
  4. Mezclamos un poco de salsa de tomate con el arroz, para darle un toque de color. Con las manos húmedas hacemos las bolitas de arroz del cuerpo, la cabecita y las orejas. Disponemos la tortilla tapando el cuerpo a nuestro osito. Por último, utilizamos las aceitunas para hacer los ojitos y el queso para hacer la almohada. ¡Que aproveche!