« Volver

Papas arrugadas

Recetas veganas

Recetas vegetarianas

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

60 min
(28)
Duración
Dificultad
28 Puntuación
Cómo hacer papas arrugadas
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 30 min
Tiempo de preparación: 60 min
Precio por ración:

desde 0,40 euros*

CÓMO PREPARAR PAPAS ARRUGADAS:

  1. Lavamos las papas con abundante agua para quitar cualquier resto de impurezas o tierra. Las disponemos enteras y con piel en un caldero amplio.
  2. Vertemos el agua sin que llegue a cubrirlas del todo, sazonamos el conjunto y removemos ligeramente para que integre bien.
  3. Tapamos el caldero y cocinamos a fuego medio-alto hasta que el agua empiece a hervir. Cuando hierva, bajamos a fuego lento y cocinamos durante 30 minutos aproximadamente, hasta que las papas estén en su punto, esta vez sin la tapa.
  4. Escurrimos el agua restante. Volvemos a colocar el caldero al fuego y vamos moviendo durante un par de minutos hasta que veamos que la piel de las papas se arrugue y adquiera su característico color blanquecino por la sal.
  5. Pasado ese tiempo, servimos las papas en un recipiente y… ¡acompañamos del mojo que más nos guste!

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Esta es una elaboración clásica de la gastronomía canaria, casi se podría decir que es el plato más conocido. La característica principal de este plato es su salsa tradicional. Existen otras variedades, como los mojos de La Palma, El Hierro y el almogrote de La Gomera, a los que se le añade queso. También existe una variante llamada mojo verde, que suele usarse para aderezar pescados.

En esta receta nos encontramos con un ingrediente principal como la patata o papa, acompañado del mojo picón, por lo que puede ser un entrante, o si lo acompañamos de verduras y alguna proteína tener un plato completo. Por ejemplo podríamos tener un salteado de verduras con algún pescado tipo lubina, o alguna legumbre como los garbanzos para la opción vegetariana.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

La patata, es un tubérculo que nos aporta principalmente energía e hidratos de carbono, por lo que no, no es una verdura. Nos da mucha versatilidad en la cocina y se puede elaborar rápidamente al microondas. Puede ser un alimento interesante si no tienes mucho tiempo o destreza en los fogones. También puede ser una alternativa a otros hidratos de carbono como la pasta, por ejemplo para personas celíacas. Es un alimento fácil de conservar y cocinar y como hemos dicho, muy versátil.

Es ideal para enriquecer nutricionalmente cremas y purés, dándoles una textura más cremosa. También se puede utilizar como base para pasteles, se pueden hornear, hervir o guisar, por lo que las podemos incluir en gran variedad de platos y elaboraciones.
Podemos destacar que si una vez hervidas o guisadas las dejamos enfriar, obtenemos un almidón resistente, que ayuda a nuestra microbiota y sirve como un prebiótico. Una vez las hemos enfriado, cuando las queramos comer, únicamente tenemos que calentarlas.

*PVP aproximado por ración para una persona. Consulta nuestros precios en tu tienda Lidl más cercana.