« Volver

Pastel de atún

Recetas de pescados y mariscos

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

120 min
(374)
Duración
Dificultad
374 Puntuación
Cómo hacer pastel de atún
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 120 min
Precio por ración:

desde 1,20 euros*

Materiales:

- Molde de pastel alargado de 10 cm de profundidad

CÓMO PREPARAR PASTEL DE ATÚN:

  1. Picamos la cebolleta y los tomates finamente, y los reservamos en un bol. Incorporamos el atún desmigado, el maíz, la mayonesa y removemos el conjunto.
  2. Cubrimos el molde con papel film y colocamos 2 rebanadas de pan en la base, cortadas al tamaño de la misma. Extendemos sobre ellas un poco de la mezcla anterior y seguidamente hacemos una capa de cogollos.
  3. Cerramos con otra capa de pan y repetimos el proceso hasta formar 3 capas, terminando siempre con una de pan para que haga de base. Prensamos bien y enfriamos en la nevera durante 1 hora aproximadamente.
  4. Desmoldamos el pastel y cubrimos tanto la superficie como los laterales con una capa fina de mayonesa. Trituramos con batidora el aguacate con sal y lima, lo guardamos en un biberón y decoramos el pastel con unos hilos. Terminamos con huevo cocido picado y… ¡a disfrutar!

CONSEJOS PARA PREPARAR UN PASTEL DE ATÚN:

  • El papel film nos permitirá fijar por igual todas las capas y desmoldar el pastel con facilidad.
  • Los cogollos que utilizamos están deshojados y lavados previamente.
  • Enfriando nuestro pastel en la nevera conseguiremos fijar bien la consistencia y la forma.
  • El huevo de la decoración lo hemos cocido durante 10 minutos, lo hemos enfriado en agua y hielo y después lo hemos pelado.

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Esta receta puede ser una buena opción como plato principal acompañado de algunas verduras en ensalada o salteadas. Aporta hidratos de carbono con el pan de molde. Tanto el atún como el huevo son una fuente de proteínas de alto valor biológico así como grasas de buena calidad, por lo son alimentos perfectos para incluir en el día a día. Nos sucede lo mismo con el aguacate y el aceite de oliva, ya que son una de las mejores fuentes de grasa de buena calidad, por lo que puede formar parte de nuestra alimentación habitual.

Este tipo de platos puede servir para tener una comida rápida, o como tentempié o entrante en cumpleaños o fiestas, huyendo de las opciones clásicas y menos nutritivas a las que se suele recurrir. Si, en este tipo de fiestas, queremos tener una opción apta para celíacos de manera sencilla, basta con sustituir el pan de molde por una opción sin gluten. Si queremos una opción vegetariana, podríamos sustituir el atún por garbanzos o hummus, teniendo así opciones rápidas y variadas de una manera sencilla.

Información adicional sobre el ingrediente destacado:

El atún es una buena fuente de proteínas, así como grasas cardiosaludables omega 3, vitaminas y minerales. El pescado en lata puede ser una de las 2 o 3 raciones de pescado azul que se recomiendan por semana.

Aunque existe cierta controversia con respecto al contenido en mercurio, las últimas recomendaciones no alertan del consumo de esta opción de pescado azul en población general. Tendríamos que tener cuidado con pescados con contenido elevado, como podría ser el atún rojo en mujeres embarazadas, lactantes o niños.

El atún, es una de las opciones de pescados más versátil, ya que podemos usarlo en ensaladas, sándwiches o bocadillos, así como al horno o a la plancha. También podemos hacer un tartar.

*PVP aproximado por ración para una persona. Consulta nuestros precios en tu tienda Lidl más cercana.