« Volver

Patatas rellenas con picada vegana y puré gratinado

Recetas veganas

Recetas vegetarianas

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

50 min
(87)
Duración
Dificultad
87 Puntuación
Cómo hacer patatas rellenas con picada vegana y puré gratinado
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 20 - 50 min

CÓMO PREPARAR PATATAS RELLENAS CON PICADA VEGANA Y PURÉ GRATINADO:

  1. Para las patatas: en una olla con agua hirviendo, cocemos las patatas enteras con sal durante 15 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo, las dejamos enfriar y cortamos un lateral a modo de tapa. Las vaciamos y reservamos el interior en un bol.
  2. Para el relleno: rehogamos el pisto junto con la picada vegana en una sartén con aceite de oliva. Vertemos la bebida de soja, el comino molido y salpimentamos. Removemos y dejamos cocinar 5 minutos a fuego medio.
  3. Pasado ese tiempo, rellenamos las patatas con el conjunto anterior y las disponemos en una bandeja con papel de hornear. Para el puré: sobre el interior de patata reservado, vertemos el aceite, la bebida de soja y sazonamos.
  4. Trituramos hasta conseguir una textura homogénea y pasamos a una manga pastelera con boquilla rizada. Rellenamos la superficie de las patatas con pequeños puntos de puré y horneamos a 180 ºC durante 5 minutos hasta que gratinen.
  5. Emplatamos en el plato que más nos guste, decoramos con hierbas provenzales y… ¡a disfrutar!

CONSEJOS PARA PREPARAR UNAS PATATAS RELLENAS DE PICADA VEGANA Y PURÉ GRATINADO:

  • Es importante que las patatas tengan el mismo tamaño para que el tiempo de cocción sea el mismo y queden en el punto óptimo.
  • Un punto a tener en cuenta a la hora de cocer las patatas es añadirlas cuando el agua está hirviendo, y no antes. Así controlaremos mejor el tiempo de cocinado.
  • A la hora de cortar la patata, tenemos que tener en cuenta hacer una “tapa” fina: así tendremos más espacio para rellenarlas.
  • Para vaciarlas, podemos ayudarnos de una cuchara o un saca bolas.
  • Si deseamos un puré más denso, deberemos verter menos cantidad de bebida de soja. Si, al contrario, deseamos un puré más líquido, verteremos más cantidad de bebida de soja.
  • Es importante que la consistencia del puré sea más densa que líquida, esto nos permitirá hacer mejor las decoraciones.
  • Si preferimos, podemos gratinar el puré con un soplete.

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Dentro de las múltiples formas en que podemos cocinar unas patatas, rellenarlas al horno es una de las más sencillas y saludables. Aquí tenemos, además, una receta vegana, apta para todos los públicos y que demuestra que es muy sencillo hacer un plato sin productos de origen animal, sano, saludable y además muy rico.

A nivel nutricional, tenemos un plato denso y muy calórico, ya que la base es una fuente de hidratos de carbono. Va acompañado de una proteína de origen vegetal, por lo que, si acompañamos de una buena ración de verduras, tenemos un plato principal completo. En principio, las materias primas son aptas para persona con celiaquía, pero deberíamos asegurarnos de que todos los ingredientes estén etiquetados como sin gluten.

Al utilizar el horno, podemos hacer mayor cantidad para otros días, o cocinar otros platos como verduras asadas o también rellenas, para poder tener tanto platos como alimentos para otras comidas. Si nos organizamos bien, no hace falta mucho para comer saludable a diario.

Información nutricional sobre ingrediente destacado:

La patata, ese tubérculo al que muchas personas siguen considerando una verdura, es una de las formas más utilizadas de incluir hidratos de carbono en nuestra dieta. A nivel nutricional también nos aporta energía. Es un alimento muy versátil en cocina, por lo que es válido para aquellas personas que no tengan mucha destreza en la cocina. También es uno de los alimentos más fáciles de conservar. Es ideal para enriquecer nutricionalmente cremas y purés, dándoles una textura más cremosa. También se puede utilizar como base para pasteles o como en este caso, tortitas. Se pueden hornear, hervir o guisar, por lo que las podemos incluir en gran variedad de platos y elaboraciones. Si tenemos poco tiempo, en siete o diez minutos las tenemos listas al microondas, añadiendo un poco de aceite de oliva y especias al gusto.

Podemos destacar que, si una vez hervidas o guisadas las dejamos enfriar, obtenemos un almidón resistente, que ayuda a la microbiota, sirviendo como un prebiótico. Una vez las hemos enfriado, cuando las queramos comer, únicamente tenemos que calentarlas.