« Volver

Pestiños con chocolate

Postres y dulces

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

70 min
(68)
Duración
Dificultad
68 Puntuación
Cómo hacer pestiños con chocolate
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 30 min
Tiempo de preparación: 70 min

CÓMO PREPARAR PESTIÑOS CON CHOCOLATE:

  1. Para los pestiños: calentamos ligeramente el aceite de oliva e introducimos las pieles de limón y naranja. Removemos y dejamos infusionar a fuego suave durante 5 minutos. Reservamos hasta que se temple.
  2. En un bol amplio, introducimos la harina, las almendras picadas finamente, el vino blanco y el anís. Vertemos el aceite sin las pieles de cítricos y removemos el conjunto hasta obtener una masa homogénea. Reposamos 30 minutos.
  3. Con un rodillo, extendemos la masa sobre una superficie enharinada y cortamos con ayuda de un molde cuadrado. Formamos los pestiños doblando los laterales hacia dentro y ejerciendo presión en el centro para cerrarlos.
  4. Disponemos en una bandeja con papel de horno y horneamos a 180º hasta que se doren, durante 20 - 25 minutos aproximadamente.
  5. Para la cobertura: derretimos el chocolate al baño maría y mezclamos con la nata sin dejar de remover. Bañamos los pestiños hasta la mitad, los emplatamos en el plato que más nos guste y… ¡a disfrutar!

CONSEJOS PARA HACER UNOS PESTIÑOS CON CHOCOLATE:

  • Para los pestiños: calentamos ligeramente el aceite de oliva e introducimos las pieles de limón y naranja. Removemos y dejamos infusionar a fuego suave durante 5 minutos. Reservamos hasta que se temple.
  • En un bol amplio, introducimos la harina, las almendras picadas finamente, el vino blanco y el anís. Vertemos el aceite sin las pieles de cítricos y removemos el conjunto hasta obtener una masa homogénea. Reposamos 30 minutos.
  • Con un rodillo, extendemos la masa sobre una superficie enharinada y cortamos con ayuda de un molde cuadrado. Formamos los pestiños doblando los laterales hacia dentro y ejerciendo presión en el centro para cerrarlos.
  • Disponemos en una bandeja con papel de horno y horneamos a 180º hasta que se doren, durante 20 - 25 minutos aproximadamente.
  • Para la cobertura: derretimos el chocolate al baño maría y mezclamos con la nata sin dejar de remover. Bañamos los pestiños hasta la mitad, los emplatamos en el plato que más nos guste y… ¡a disfrutar!

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Hay recetas clásicas que se suelen elaborar en fiestas concretas y el pestiño es una de ellas. Este dulce típico de Andalucía, entra dentro de esos alimentos que no deberías consumir habitualmente. Es importante tener claro que los dulces o elaboraciones que se consumen de manera tan puntual durante el año, podemos disfrutarlos con moderación. 

Esta receta de repostería es un producto denso a nivel calórico, elaborado principalmente a partir de harina, por lo que nos aportará también hidratos de carbono. Tenemos también grasas saludables como el aceite de oliva y las almendras y, aunque en esta receta pueda no ser tan sencillo, siempre sería mejor hornear en lugar de freír. También, es preferible no incluir alcohol en la receta ya que, al cocinarse poco tiempo, no terminaríamos de evaporarlo. Esto es importante por si queremos hacerlos para los más peques. 

Ya que en esta receta no se pasa por miel una vez acabada, es una receta vegetariana, pero si usamos una nata vegetal tendríamos también una receta vegana. Como siempre recomendamos, deberíamos revisar que tanto la harina sea de maíz o etiquetada sin gluten, y el resto de ingredientes estén etiquetados sin gluten para tener una receta apta para personas con celiaquía.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

Tanto en navidades como en Semana Santa, el pestiño es uno de esos clásicos en Andalucía que no suele faltar. Están elaborados principalmente de harina de trigo. Este dulce clásico de Andalucía, es parecido a la Shebbakiyya marroquí, por lo que se sospecha que tienen un origen parecido.

A nivel nutricional, es un alimento energético que nos aporta, principalmente, hidratos de carbono complejos. Podemos usar una harina integral para aumentar el aporte de fibra. 

Sabemos que no es una elaboración para un consumo habitual, pero podemos disfrutarla en los momentos puntuales del año en los que se suelen elaborar.