« Volver

Pollo a la parmesana

Recetas de carne

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

50 min
(104)
Duración
Dificultad
104 Puntuación
Cómo hacer pollo a la parmesana
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 15 min
Tiempo de preparación: 50 min
Precio por ración:

desde 1,70€

CÓMO PREPARAR POLLO A LA PARMESANA:

  1. Marcamos las pechugas de pollo en una sartén con aceite de oliva. Cuando estén doradas por ambos lados, las reservamos en un plato.
  2. Laminamos el ajo y picamos la cebolla en dados pequeños, y los rehogamos en la misma sartén. Cuando la cebolla esté transparente, añadimos la panceta de cerdo cortada en tiras hasta que se dore.
  3. Agregamos la harina y la tostamos un poco. Seguidamente, vertemos la nata, el caldo de pollo, el queso grana padano rallado y las hierbas provenzales. Cocinamos el conjunto durante 10 minutos a fuego medio.
  4. Pasado ese tiempo, añadimos las pechugas reservadas, sazonamos y dejamos cocinar 5 minutos más, a fuego medio. Decoramos con unas hojitas de perejil y… ¡a disfrutar!

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Información adicional de nutrición sobre la receta:

Es una receta contundente, para ocasiones especiales dado que tiene un alto contenido energético debido a diferentes ingredientes: nata, queso, harina, panceta... además de una manera muy concentrada y densa.
Recomendamos por tanto servir raciones moderadas e intentar incluirla con un primer plato basado en verduras, a poder ser una ensalada, dado que es el grupo alimentario que le falta a esta preparación. ¡Y fruta de postre!

Información adicional de nutrición sobre el pollo:

El pollo es una fuente proteica de calidad, con poca grasa si se usan pechugas, como es el caso, y que por lo general es muy digerible y asimilable. Justamente en esta misma receta viene con un acompañamiento un poco pesado que no permitiría aprovechar al máximo esta capacidad. Para hacer versiones más ligeras de esta receta, podemos hacer un acompañamiento para las pechugas únicamente con los dos primero pasos.

*PVP aproximado por ración para una persona.Consulta nuestros precios en tu tienda Lidl más cercana.