« Volver

Pollo al limón

Recetas de carne

Recetas del mundo

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

50 min
(75)
Duración
Dificultad
75 Puntuación
Cómo hacer pollo al limón
Imprimir Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 50 min
Precio por ración:

desde 1,80€

CÓMO PREPARAR POLLO AL LIMÓN:

  1. Para el pollo en tempura: en un bol, mezclamos la harina de trigo y la maicena. Añadimos el agua fría y la sal, y removemos con una varilla hasta formar una masa ligera.
  2. Troceamos las pechugas de pollo, las sumergimos en la mezcla y freímos en una sartén con aceite de oliva hasta dorarlas por todos los lados. Reservamos en un plato con papel absorbente.
  3. Para la salsa de limón: picamos el ajo y el jengibre finamente, y los añadimos a un bol. Agregamos también el zumo de los limones, la miel, la salsa de soja, la maicena y mezclamos.
  4. Vertemos la salsa en una olla y calentamos hasta que se reduzca y espese. La servimos en la base del plato que más nos guste y disponemos el pollo en tempura. Lo salseamos un poco, decoramos con una rodaja de limón y… ¡a disfrutar!

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Es una receta que busca preparar el pollo de manera diferente y más atractiva recurriendo a la tempura. Es un buen recurso para alternar un alimento que suele ser muy consumido y quizás demasiadas veces de manera monótona. ¡No todo es pechuga a la plancha!

Se recomienda acompañar este segundo plato con un primero basado en verduras, dado que es lo que más le haría falta a la receta para ser completa. ¿O por qué no? Preparar más cantidad de tempura y rebozar con ella unos trozos de verdura directamente.

No debemos abusar mucho de la salsa, ya que tiene una gran cantidad de miel. Simplemente añadimos un poco para que le dé el contraste de sabor.

Ingrediente destacado:

El pollo es una fuente proteica de calidad, con poca grasa si se usan pechugas, como es el caso, y que por lo general es muy digerible y asimilable. Es una de las opciones proteicas preferidas por muchas familias por la facilidad a la hora de prepararlo, por estar exento de huesos y ser fácil de cortar, de modo que puede ser una receta para toda la familia.