« Volver

Pollo asado con patatas

Recetas de carne

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

90 min
(30)
Duración
Dificultad
30 Puntuación
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 50 min
Tiempo de preparación: 90 min

Materiales: 

- Freidora de aire caliente Silvercrest

CÓMO PREPARAR POLLO ASADO CON PATATAS:

  1. Para el pollo asado: incorporamos en un bol, el aceite de oliva con el vino, el zumo de limón, la sal y las especias. Mezclamos el conjunto y reservamos. Colocamos el accesorio pincho giratorio a través del pollo, lo fijamos con las brochetas y unimos las patas con un cordel.
  2. Pincelamos el pollo con la salsa anterior por todos los lados de la piel y en la medida de lo posible por el interior. Colocamos en la freidora la bandeja de recogida de grasa y precalentamos a 200 ºC.
  3. Introducimos nuestro pollo mediante el mango primero por la parte derecha y después por la izquierda, presionando la tecla de desbloqueo y lo dejamos cocinar durante 30 minutos aproximadamente pulsando la función giratoria para pollo entero. Mientras, cortamos las patatas previamente lavadas en dados, y las sazonamos e impregnamos con un poco de aceite de oliva en un bol.
  4. Pasada la media hora, sacamos el pollo. E introducimos las patatas en la cesta giratoria, teniendo en cuenta que estas no superen la marca “MAX” de la cesta; tapamos y colocamos en el interior de la freidora siguiendo el mismo proceso que con el pollo. Cocinamos a 200 ºC durante 20 minutos pero esta vez, pulsando la función de patatas fritas y la giratoria. Emplatamos junto al pollo y… ¡a disfrutar!

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Esta receta es un ejemplo de cómo cocinar alimentos sin demasiada elaboración, y sobre todo de cómo sacándole partido tanto a buenas materias primas, como a electrodomésticos, en este caso el horno. Es una de las formas más clásicas de cocinar el pollo. Constituye en sí mismo un plato denso y completo combinando una proteína de alto valor biológico como es el pollo, con el hidrato de carbono de las patatas. Siempre deberíamos acompañarlo de una ración de verduras, por ejemplo una ensalada o verduras asadas aprovechando que vamos a usar el horno.

Las patatas en esta receta se hacen en una freidora de aire caliente, pero si no la disponemos de este electrodoméstico se pueden hacer al horno sin ningún problema. También podemos usar boniato si queremos tener una versión y sabor diferente.

Información nutricional sobre el ingrediente principal:

El pollo es una de las carnes más utilizadas debido a su precio asequible y versatilidad, y la versión de pollo asado es una de las más utilizadas. En esta receta es importante tener en cuenta que la piel es clave dejarla cuando lo cocinamos, para que se nos quede más jugoso, sobre todo en las partes como el contramuslo o las pechugas.

Es una proteína de alto valor biológico y con poca cantidad de grasa, salvo las alitas si las consumimos con la piel, pero una vez cocinado, se puede retirar fácilmente.

La característica principal de esta forma de cocción es que el pollo se cocina con su propia grasa, igual que hacemos con otras opciones de carnes al horno. La forma más común de verlo en restauración es en un espiedo o asador rotativo, que permite asar al mismo tiempo varios pollos para que todas las partes se doren por igual.