« Volver

Polos caseros de yogur y fruta

Recetas de frutas

Postres y dulces

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

180 min
(86)
Duración
Dificultad
86 Puntuación
Cómo hacer polos caseros de yogur y fruta
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 180 min

Materiales:

- Moldes para polos Ernesto
- Palos para polos

CÓMO PREPARAR POLOS CASEROS DE YOGUR Y FRUTA:

  1. Para la capa de mora: en un recipiente para batir, disponemos las moras, el yogur natural, el zumo del medio limón y la miel. Trituramos el conjunto, lo dividimos en la base de los moldes para polos y congelamos media hora.
  2. Para la capa de pomelo: pelamos y cortamos el pomelo en dados y lo vertemos en un recipiente para batir. Añadimos el yogur, el zumo de limón, la miel y batimos todo. Dividimos la mezcla sobre la primera capa, disponemos los palos para polos y volvemos a congelar media hora.
  3. Para la capa de melocotón: pelamos el melocotón y lo cortamos en porciones, retirando el hueso. Lo trituramos junto al yogur, el zumo de limón y la miel, y formamos la tercera capa de los polos. Congelamos media hora más.
  4. Para la capa de kiwi: pelamos y cortamos los kiwis en medias lunas, los incorporamos en un recipiente para batir junto al yogur, el zumo de limón y la miel y trituramos todo. Terminamos de formar nuestros polos, colocamos los palitos y congelamos durante 1 hora. Desmoldamos y…¡a disfrutar de esta receta saludable y fresquita!

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Llega el verano, y con las subidas de las temperaturas empiezan a apetecer recetas y alimentos fríos para combatir el calor. Aquí entramos entre el debate de si recurrir a opción rápidas o saludables. Aunque podemos tener ambas, como en esta receta de helados caseros, rápidos, bien fríos, e ideales para cualquier momento del día. Sabemos que siempre es mejor consumir la fruta entera, pero esta opción puede ser una variante interesante.

Las frutas ya son dulces, por lo que no sería imprescindible usar miel para endulzar los helados, pero si queremos ese toque algo más dulce, podemos recurrir a pasas o dátiles. Si además usamos un tofu silken, yogur o bebida vegetal tenemos una opción vegana si no se usa la miel.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

En esta receta, usamos muchos tipos de frutas, unidas con yogur para tener esa textura cremosa del helado. Es un producto lácteo que se obtiene a partir de la fermentación de la leche, generalmente de vaca. Tiene un característico sabor ácido, por la fermentación de la lactosa. Si generalmente usas yogures azucarados, puedes mezclar los yogures naturales con frutas, pasas o dátiles para ir acostumbrándote al sabor convencional del yogur natural, y así poco a poco ir reduciendo las cantidades de azúcar.

Para elegir un buen yogur es importante que no tenga azúcar añadido. No necesitamos que sea desnatado ya que hablamos de grasas saludables y de buena calidad. También nos aportan proteínas de calidad y calcio. Con respecto al calcio, es importante tener claro que no son productos imprescindibles para cubrir las necesidades sino tan solo una ayuda más.