« Volver

Pudding de aprovechamiento

Recetas de aprovechamiento

Postres y dulces

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

185 min
(158)
Duración
Dificultad
158 Puntuación
Cómo hacer pudding de aprovechamiento
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 45 min
Tiempo de preparación: 185 min

CÓMO PREPARAR PUDDING DE APROVECHAMIENTO:

  1. Para el caramelo: en una sartén, disponemos el azúcar, el zumo del limón y calentamos el conjunto hasta caramelizar sin remover para que no se creen cristales de azúcar. Añadimos el agua con cuidado de no quemarnos, mezclamos moviendo simplemente la sartén y cubrimos la base y las paredes del molde.
  2. Para el pudding: cortamos los restos de bollería en porciones, los disponemos en un bol amplio y añadimos sobre ellos la leche. Dejamos reposar durante 10 minutos para que se ablanden, incorporamos el azúcar, el café soluble y los huevos. Trituramos todo con batidora y lo vertemos al molde sobre el caramelo.
  3. Tapamos nuestro pudding con papel de aluminio, lo disponemos sobre una bandeja de horno más grande y la llenamos con agua hasta la mitad para cocinar el pudding al baño María .Horneamos durante 45 minutos a 180 ºC con ventilador y enfriamos en la nevera durante 1-2 horas.
  4. Antes de consumir, lo desmoldamos, decoramos con una mezcla de chocolate blanco y negro rallados y… ¡a disfrutar de esta versión de una de las mejores recetas tradicionales!

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

En la repostería, el pudding generalmente suele ser un postre, aunque en algunos países forma parte del plato principal, no teniendo que ser dulce.
Al estar elaborado a partir de otras bollerías, no sería necesario añadir azúcar, ya que la cantidad de azúcar ya será elevada. Podemos añadir directamente vainilla para darle ese toque de sabor. También podríamos reducir la cantidad de caramelo en cada porción para seguir reduciendo el consumo de azúcar. Incluso podemos utilizar alguna fruta, como el plátano o las pasas, para endulzar la receta.

Para que esta receta sea apta para celíacos, la bollería de la que parte debería estar etiquetada como sin gluten. Si, además, está elaborada sin huevo ni lácteos, podríamos sustituir la leche por bebida vegetal, así como los huevos por una mezcla de harina de garbanzos y agua.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

El pudding o pudín, es un plato clásico de la cocina inglesa y estadounidense. Puede ser tanto un postre como un plato salado o picante formando parte de la comida principal. Generalmente se usa una base de bizcocho, migas de pan, sémola o arroz aglutinado con huevo, y mezclado con frutas diversas u otros ingredientes.
Los clásicos son dulces, por ejemplo, de chocolate, aunque también se puede hacer con una base de embutidos.

La base de esta receta es un tipo de harina, utilizada para repostería. Esto hace que sea una receta energética y densa calóricamente hablando, siendo una fuente de hidratos de carbono. Lo ideal es que sea una harina integral, para aumentar su aporte de fibra. También podemos usar una harina certificada como apta para celíacos. También podemos usar frutas como el plátano maduro o incluso calabaza o zanahoria, para hacer la base en lugar de algún tipo de harina, disminuyendo así la densidad calórica de la receta y pudiendo hacerla mejor a nivel nutricional.