« Volver

Puré de calabacín

Recetas para niños

Recetas a partir de 6 meses

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

35 min
(5)
Duración
Dificultad
5 Puntuación
Cómo hacer puré de calabacín
Imprimir Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 35 min

Como ya sabes, el calabacín es un alimento muy rico a nivel nutricional, fuente de vitamina C, que disminuye la fatiga y el cansancio, y de vitamina B9, que contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario. Además, también aporta nutrientes fundamentales como magnesio y potasio.

En este artículo te explicamos cómo preparar un delicioso puré para introducir este alimento tan rico nutricionalmente de una forma sencilla a tu bebé, porque si ahora se acostumbra su sabor, ¡posiblemente cuando crezca un poco más no lo rechace!

A partir de los 6 meses está recomendada introducir la alimentación complementaria. ¡Es el momento de introducir esta verdura en la vida de tu pequeño! Para las acelgas y las espinacas tendrás que esperar hasta los 12 meses de vida.

CÓMO PREPARAR UN PURÉ DE CALABACÍN:

  1. Primero lava y pela el calabacín y la patata.
  2. Trocea el calabacín y la patata, de esta forma reducirás el tiempo de cocción.
  3. Coge una cazuela, añade la cucharada de aceite y ponla a calentar a fuego medio. Una vez el aceite esté caliente agrega el calabacín y la patata y sofríe 3-5 minutos. Agrega agua hasta cubrir las verduras y aumenta el fuego. Cuando empiece a hervir tapa la cazuela y déjalo hasta que el calabacín y la patata se ablanden (aproximadamente 20 minutos).
  4. Tritura todo en la batidora. Si queda muy espeso, agrega un poco de agua hasta obtener la textura y consistencia deseada.
    Sólo queda presentar el puré en un bol adecuado y… ¡que tu bebé disfrute comiendo!

Para la elaboración de esta receta te aconsejamos que:

  • No añadas sal durante la elaboración de este plato.
  • ¡Sobre todo! Es muy importante que pruebes el plato para valorar su temperatura y su sabor. Si a ti no te gusta, es muy probable que a tu bebé tampoco.
  • Por último, aconsejarte que, si tienes algún tipo de duda acerca de la receta o la introducción de las verduras o la alimentación complementaria de tu hijo, debes consultar a tu nutricionista. Él te podrá guiar conociendo el historial médico y las particularidades de tu hijo.