« Volver

Quiche de cebolla y tomate

Recetas de hojaldre, masas y pizza

Recetas de verduras

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

50 min
(118)
Duración
Dificultad
118 Puntuación
Cómo hacer quiche de cebolla y tomate
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 30 min
Tiempo de preparación: 50 min

CÓMO PREPARAR QUICHE DE CEBOLLA Y TOMATE:

  1. En un bol amplio, batimos los huevos con la nata, el queso previamente rallado, la albahaca, la pimienta y la sal hasta obtener una mezcla homogénea. Reservamos.
  2. Disponemos la masa de hojaldre sobre un molde rectangular previamente engrasado con aceite. Recortamos los bordes sobrantes y vertemos la mezcla anterior.
  3. Cortamos las cebollas y el tomate en ruedas y los disponemos sobre la quiche con cuidado de que no se hundan.
  4. Horneamos a 200 ºC durante 30 minutos, enfriamos ligeramente y… ¡a disfrutar!

CONSEJOS PARA PREPARAR UNA QUICHE DE CEBOLLA Y TOMATE:

  • Podemos hacer la receta vegana sustituyendo la nata, los huevos y el queso por tofu firme y nata de avena. También tendremos que sustituir la masa de hojaldre con mantequilla por masa de hojaldre sin mantequilla.
  • Si queremos que la masa de hojaldre quede más tostada y crujiente, podemos introducirla previamente en el horno para que no se nos cocine demasiado el relleno. En este caso, es muy importante pinchar la base del hojaldre con un tenedor para evitar que se hinche la masa.
  • Para darle un toque diferente a la receta, podemos utilizar otros ingredientes para el relleno, como por ejemplo champiñones, brócoli, pollo o taquitos de jamón.
  • Si tenemos alguna celebración y queremos hacer un menú de picoteo, también puede funcionar genial hacer mini quiches en moldes de tartaleta.

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Los pasteles o tartas no siempre tienen que ser dulces. Un ejemplo es la quiche, que permite incluir verduras de una forma diferente. Puede servir como entrante o plato principal, lo importante es que siempre la acompañemos de una buena ración de verduras.

A nivel nutricional, es un plato denso a nivel calórico que nos aporta hidratos de carbono. También tenemos una buena fuente de proteínas con los huevos, el queso y la nata.

Podemos usar una masa hojaldrada sin gluten, para tener una receta apta para personas con celiaquía. No olvidemos revisar el resto de ingredientes estén etiquetados sin gluten.

Podemos sustituir el pollo por soja texturizada.

También podemos usar tofu sedoso o silken y bebida vegetal o una mezcla de harina de garbanzo y agua para sustituir el huevo, los quesos y la nata. Tendríamos así una receta vegana.