« Volver

Salsa brava

Recetas de salsas

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

40 min
(93)
Duración
Dificultad
93 Puntuación
Cómo hacer salsa brava
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 10 min
Tiempo de preparación: 40 min

CÓMO PREPARAR SALSA BRAVA:

  1. Pelamos y cortamos el ajo en láminas y la cebolla en dados pequeños y los rehogamos en una sartén con aceite de oliva.
  2. Cuando la cebolla esté transparente, retiramos la sartén del fuego y añadimos el pimentón para que no se queme. Removemos el conjunto hasta que el pimentón se integre.
  3. Volvemos a poner al fuego, agregamos el tomate triturado, la harina fina de maiz diluida en un poquito de agua, y cocinamos durante 10 minutos a fuego medio. Cuando la salsa haya reducido, vertemos el tabasco, el vinagre de vino, el azúcar moreno, y removemos.
  4. Sazonamos al gusto y pasamos la mezcla a un vaso para batir. Batimos con batidora hasta obtener una textura homogénea, servimos en el recipiente que más nos guste y… ¡a disfrutar!

CONSEJOS PARA PREPARAR LA SALSA:

  • Aunque vayamos a triturar la salsa, aconsejamos cortar las verduras en pequeñas porciones para que al rehogar se cocinen antes.
  • Añadimos el pimentón dulce con la olla fuera del fuego para que no se queme y no amargue la salsa.
  • Diluimos la harina fina de maiz en agua para que no se formen grumos y se reparta más fácilmente la harina por toda la salsa.
  • El tabasco es el ingrediente que nos aportará el punto picante de la salsa.
  • Reducimos la salsa para que se evapore el agua de todas las verduras y se concentren más los sabores.
  • El azúcar moreno nos ayudará a contrastar el sabor ácido del tomate triturado. Podemos añadir el endulzante que más nos guste.
  • Incorporamos la sal al final de la elaboración porque de esta manera acertaremos más fácilmente la cantidad que tenemos que añadir.