« Volver

Salsa guacamole

Recetas de salsas

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

15 min
(200)
Duración
Dificultad
200 Puntuación
Cómo hacer salsa guacamole
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 15 min

Materiales:

- Mortero o molcajete.

CÓMO PREPARAR SALSA GUACAMOLE: 

  1. Cortamos los aguacates transversalmente por la mitad, les retiramos el hueso y la piel con una cuchara y los vertemos a un mortero.
  2. Exprimimos el zumo de lima sobre los mismos y majamos hasta formar una pasta.
  3. Picamos en daditos pequeños los tomates y la cebolleta, y los agregamos a la mezcla que tenemos en el mortero. Removemos poco a poco, mezclando bien todos los ingredientes.
  4. Sazonamos al gusto y volvemos a remover. Servimos en el recipiente que más nos guste y… ¡a disfrutar!

CONSEJOS PARA PREPARAR LA SALSA:

  • Utilizamos la cuchara para evitar ensuciarnos y sacar el aguacate con mayor facilidad.
  • Si añadimos la lima al aguacate en el comienzo de la elaboración, evitaremos que éste se oxide y conseguiremos que conserve su color verdoso.
  • Es preferible exprimir la lima con la mano en vez de con un exprimidor, ya que con este instrumento se prensa demasiado y el zumo aporta toques amargos a la salsa.
  • Podemos sustituir la lima por limón, pero el sabor no será tan exótico y auténtico como con la lima.
  • Si no nos gusta la piel del tomate, podemos pelarlo previamente. También podemos quitarle las semillas si queremos que nos quede más cremoso y menos líquido.
  • Si no disponemos de un mortero o molcajete, podemos cortar el aguacate finamente con un cuchillo y mezclarlo con el resto de ingredientes en un bol. También podemos aplastarlo con ayuda de un tenedor y así conseguir una textura muy parecida a la que obtendremos con un mortero. Eso sí, nos costará un poquito más de tiempo elaborarlo.
  • Si queremos conservar nuestro guacamole, podemos disponerlo en un recipiente hermético, colocar sobre él uno o dos huesos de aguacate (dependiendo de la cantidad de guacamole que queramos guardar) y taparlo. De esta forma, conseguiremos que nos aguante un poco más en la nevera sin oxidarse.
  • Si buscamos una salsa con sabores picantes, podemos añadirle unas gotitas de tabasco después de la sal.
  • Podemos añadir cilantro picado a nuestro guacamole, es una hierba que se utiliza mucho en esta elaboración en el país de origen de esta receta.

*PVP aproximado por ración para una persona. Consulta nuestros precios en tu tienda Lidl más cercana.