« Volver

Serpiente de frutas

Recetas a partir de 2 años

Recetas para niños

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

10 min
(2)
Duración
Dificultad
2 Puntuación
Receta de serpiente de frutas
Imprimir Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 10 min

Comer fruta no solo es saludable, ¡también puede ser divertido! Los colores y formas de las frutas nos permiten hacer formas y decoraciones originales. Una presentación atractiva es muy importante, especialmente si al niño no le apetece comer algún alimento en concreto. Preparar un plato de fruta con forma de serpiente puede despertar su curiosidad e interés por estos alimentos.

Las frutas son ricas en agua, fibra, vitaminas y antioxidantes. Se recomienda que sean el postre habitual en la comida y la cena. Además, deben formar parte del desayuno, o de la merienda. Así, conseguiremos que coman las 3 piezas de fruta recomendadas.  Recuerda que este número es un mínimo: si al niño le gusta la fruta, puede comer más cantidad sin ningún problema.

¡Vamos a aprender cómo hacer una serpiente de fresas y plátano!

  1. Lavamos los fresones y las frambuesas, y los secamos con cuidado con papel absorbente. Reservamos 3 fresones. Uno de ellos debe tener las hojas bien verdes y vistosas. Lo usaremos como cabeza de la serpiente.  A otro le cortamos las hojas, y servirá para hacer la cola. Por último, guardamos uno pequeño, para usar un trozo a modo de lengua. Cortamos el resto de los fresones en rodajas. Pelamos y cortamos el plátano en rodajas del mismo grosor.
  2. Montamos el cuerpo de la serpiente alternando una rodaja de fresón con una de plátano. Para que se aguanten mejor, podemos cortar ligeramente uno de los bordes de las rodajas, para que queden planos. Colocamos en la cola el fresón que habíamos reservado. ¡Ahora toca hacer la cabeza de la serpiente! Hacemos los ojos con un trocito de nube y una pepita de chocolate. Si mojamos con agua la nube, será más fácil que se adhiera. Cortamos la lengua y la colocamos.
  3. Para las flores de kiwi y frambuesas, podemos utilizar un cortapastas con forma de flor para conseguir rodajas de kiwi en forma de pétalos o las hacemos con un cuchillo. Decoramos cada flor con una frambuesa. Para hacer nenúfares de kiwi, cortamos el kiwi por la mitad y con un cuchillo, hacemos cortes en zig-zag. Colocamos las flores y los nenúfares alrededor de la serpiente.
  4. ¡Emplatamos! Para ello colocaremos a los laterales de la serpiente las flores y nenúfares que hayamos hecho anteriormente. ¡Ya tenemos un postre o merienda ideal para niños!