« Volver

Tallarines con verduras

Recetas a partir de 12 meses

Recetas para niños

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

20 min
(10)
Duración
Dificultad
10 Puntuación
Receta de tallarines con verduras
Imprimir Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 20 min

Con esta receta de pasta en forma de pollito, ¡nadie podrá resistirse! La pasta es un alimento rico en hidratos de carbono, que aporta energía para que tus hijos jueguen durante todo el día. Se acompaña con verduras, que aportan fibra, minerales y vitaminas. Puedes combinarla con un alimento proteico, como una tortilla francesa o un trocito de pescado, para completar el menú. ¿Te animas a probarla?

 

A partir de los 6 meses, los bebés van iniciando la alimentación complementaria. Si habéis probado el método Baby-Led Weaning, el bebé estará acostumbrado a comer con las manos. Aunque poco a poco hay que ir introduciendo los cubiertos, los tallarines pueden ser un reto. Cuando sea el momento de comerlos, puedes cortarlos en trocitos, para facilitar que los coja con el tenedor.

 

  1. Ponemos a hervir agua en una cacerola. Cuando hierva, echamos los tallarines al agua y los cocemos el tiempo que indique el envase. Una vez hervidos, los colamos y los aliñamos con un chorrito de aceite de oliva virgen.
  2. Picamos la cebolla y la cocinamos en una sartén con un poco de aceite de oliva. Lavamos los champiñones y el pimiento y los troceamos. Los incorporamos a la sartén cuando la cebolla esté blandita. Cocinamos durante 5 minutos más. Reservamos.
  3. En el plato, colocamos los tallarines imitando la forma de un pollito. Decoramos el contorno con la mezcla de cebolla, champiñones y pimiento.
  4. Por último, haremos el pico, los ojos y las patitas del pollito. Cortamos unas rodajas de zanahoria y las disponemos de manera que parezcan un pico. Con un cuchillo afilado, recortaremos la carne de las aceitunas negras para hacer unos ojos y las patitas. ¡A disfrutar!