« Volver

Tarta arcoíris

Postres y dulces

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

180 min
(117)
Duración
Dificultad
117 Puntuación
Cómo hacer tarta arcoíris
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 125 min
Tiempo de preparación: 180 min

Lo bueno siempre está en el interior, y si no nos crees, corta un trocito de nuestra tarta arcoíris, ¡te vas a quedar boquiabierto! Es la receta perfecta para las fiestas de cumpleaños de los más peques, aunque, realmente, no existe un límite de edad para disfrutar de una buena y colorida tarta. Sabemos que parece muy complicada, pero no lo es, lo único que necesitas es un poco más de tiempo y el toque de los colorantes alimentarios. Por todo lo demás, los ingredientes son los mismos que para hacer un bizcocho normal con frosting: huevos, azúcar, harina, repostería, mantequilla, etc. ¡Ponle color a tu fiesta!

Materiales:

  • Molde de bizcocho de 15 cm de diámetro

CÓMO PREPARAR UNA TARTA ARCOÍRIS:

  1. Para el bizcocho: batimos los huevos con el azúcar y el aceite hasta conseguir una mezcla homogénea. Añadimos la harina y levadura tamizadas y realizamos movimientos envolventes.
  2. Dividimos la masa en cinco boles y añadimos un colorante por cada bol. En uno de los boles mezclamos colorante azul y amarillo para obtener verde y en el quinto bol mezclamos rojo y amarillo para conseguir naranja.
  3. Engrasamos con aceite de oliva y enharinamos el molde. Horneamos las masas por separado durante 25 minutos a 180 ºC. Cortamos las superficies de cada bizcocho. *Nota: podemos cortarlas con un cuchillo sobre un plato normal.
  4. Para el frosting: batimos la mantequilla con el azúcar glacé y vertemos la leche hasta conseguir una textura homogénea. Montamos los bizcochos de colores añadiendo frosting entre capas y lo cubrimos. Adornamos con fideos de colores y… ¡a disfrutar!