« Volver

Tarta de queso y galletas Neo

Postres y dulces

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

200 min
(44)
Duración
Dificultad
44 Puntuación
Cómo hacer tarta de queso y galletas Neo
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de cocción: 40 min
Tiempo de preparación: 200 min
Precio por ración:

desde 0.25 euros*

Materiales: 

- 2 moldes de bizcocho desmontables de 18 cm de diámetro.
- Batidora de varillas eléctrica SilverCrest.
- Manga pastelera.
- Boquilla rizada.

CÓMO PREPARAR TARTA DE QUESO Y GALLETAS NEO:

  1. Para el bizcocho: preparamos buttermilk, suero de leche que ayuda a aumentar la esponjosidad, mezclando la leche con el zumo de medio limón, y reposamos durante 10 minutos a temperatura ambiente. Mientras reposa, tamizamos todos los ingredientes secos en un bol grande aparte:la harina, el cacao, la levadura y la sal. Añadimos el azúcar y mezclamos todo con ayuda de una varilla.
  2. Incorporamos los huevos uno a uno para que se incorporen a la masa poco a poco y vayan humedeciendo los ingredientes secos, y batimos con una varilla. Añadimos también el aceite, el buttermilk que hemos preparado, el agua, y seguimos batiendo hasta conseguir una mezcla homogénea. Dividimos la masa en 2 moldes de bizcocho previamente engrasados y enharinados, horneamos durante 40 minutos a 180 ºC, enfriamos y desmoldamos.
  3. Mientras, preparamos el cheesecake de Neo: removemos el queso para untar con el azúcar. En un recipiente aparte, montamos la nata con ayuda de la batidora de varillas eléctrica y cuando esté montada, juntamos ambas partes realizando movimientos envolventes.
  4. Por último, agregamos las galletas Neo troceadas en cuartos y volvemos a mezclar con movimientos envolventes. Enfriamos en la nevera durante 20 minutos.
  5. Para el montaje: colocamos sobre el plato que más nos guste la parte desmontable del molde forrada con papel de hornear. Disponemos uno de los bizcochos en la base, aplicamos la crema presionando bien para cubrir todos los huecos y enfriamos durante 1-2 horas en el congelador. Desmoldamos y colocamos el otro bizcocho.
  6. Para la decoración: montamos la nata, la disponemos en una manga pastelera con boquilla rizada y decoramos los cantos de la superficie de la tarta. Colocamos una galleta Neo sobre cada decoración de nata y las restantes, las colocamos troceadas en el centro. Terminamos con chocolate rallado y… ¡a disfrutar!

CONSEJOS PARA PREPARAR UNA TARTA DE QUESO Y GALLETAS NEO: 

  • El azúcar se puede sustituir por el endulzante que utilicemos normalmente: dátiles o pasas hidratados, sirope de agave, miel… 
  • Añadimos los huevos uno a uno para que se vayan incorporando en la masa poco a poco y los ingredientes secos vayan humedeciéndose.
  • Al dividir la masa en dos moldes conseguimos que los bizcochos queden perfectos sin irregularidades por el corte, pero perfectamente podemos hacer toda la masa en un molde y cortarlo después por la mitad.
  • La nata y el queso los juntamos realizando movimientos envolventes para evitar que la nata se baje y perdamos la textura espumosa.
  • Las galletas Neo se podrían sustituir por la galleta que más nos guste. Y las troceamos en cuartos para que gustativamente nos vayamos encontrando con toques crujientes al comer la tarta. Si las triturásemos del todo, perderíamos ese efecto.
  • Ponemos papel de hornear en el molde para que al enfriar la tarta, no se nos pegue a las paredes y podamos conseguir un resultado perfecto.
  • Dependiendo de la boquilla que utilicemos con nuestra manga pastelera, conseguiremos un tipo de decoración u otra. En nuestro caso, para las rosas, nos funciona genial la boquilla rizada.

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN: 

Como la gran mayoría de tartas, estos postres son muy densos caloricamente incluyendo también una cantidad importante de azúcar y de grasa.

La repostería en general es una opción para consumir de manera eventual y no debe estar presente en nuestra alimentación con mucha recurrencia. Por lo tanto, esta receta es un ejemplo de preparación que deberíamos preparar de manera esporádica y para ocasiones especiales.

Información sobre nutrición del ingredientes destacado:

El azúcar moreno es un tipo de azúcar que no se ha refinado en su totalidad, es decir, que guarda una ligera proporción de otros nutrientes de interés además de la sacarosa.

No obstante, su proporción de azúcar suele ser muy alta, siendo en la mayoría de casos superior al 90%, así que, a efectos prácticos de salud, sigue siendo como consumir azúcar. Siendo por lo tanto un ingrediente para tomar en recetas de manera eventual.

*PVP aproximado por ración para una persona.Consulta nuestros precios en tu tienda Lidl más cercana.