« Volver

Tartaleta de frutas

Postres y dulces

Recetas de frutas

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

55 min
(141)
Duración
Dificultad
141 Puntuación
Cómo hacer tartaleta de frutas
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 25 - 55 min

Materiales:

- Molde de horno con borde rizado

CÓMO PREPARAR TARTALETA DE FRUTAS:

  1. Para la crema de limón: en una olla, calentamos la leche hasta que empiece a humear. En un bol aparte, juntamos las yemas de huevo con el azúcar, la harina fina de maíz y la ralladura de limón.
  2. Cuando la leche esté caliente, vertemos la mezcla anterior y calentamos hasta que espese sin dejar de remover. Reservamos en la misma olla.
  3. Para la base: extendemos la masa quebrada sobre el molde previamente engrasado con aceite y retiramos los bordes sobrantes con un cuchillo. Pinchamos con un tenedor para evitar que la masa suba cuando se hornee.
  4. Vertemos la crema sobre la base de la tartaleta y horneamos a 180 ºC durante 25 minutos aproximadamente.
  5. Pasado ese tiempo, decoramos la superficie con una sección de kiwis en medias lunas rodeando la masa y, seguidamente, otra de supremas de naranjas, es decir, gajos sin piel. Por último, disponemos las frambuesas y uvas en mitades en el centro y… ¡a disfrutar!

CONSEJOS PARA PREPARAR UNA TARTALETA DE FRUTAS:

  • En vez de agregar la ralladura de limón a la mezcla de yemas, podemos infusionar la leche con piel de limón: calentamos la leche hasta humear con la piel de un limón, dejamos infusionar 5 minutos y la retiramos.
  • Las yemas de huevo y la harina fina de maíz nos ayudan a que la crema espese.
  • Es importante no dejar de remover cuando estamos espesando la crema, ya que podría pegarse a la olla o incluso cortarse.
  • Otra forma de hornear la tartaleta es horneando primero la base de masa quebrada y añadiendo después la crema. Para ello, podríamos peso (como garbanzos o alubias) sobre la masa y la hornearíamos el mismo tiempo.
  • Si deseamos que nuestra tartaleta brille aún más, podemos pintar las frutas con mermelada de albaricoque o de melocotón.
  • El corte “en suprema” se refiere a un corte común en cítricos: se trata de pelar y dejar gajos sin ningún tipo de piel, incluyendo la piel que une a los gajos entre ellos.

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

Cuando pensamos en postres, solemos pensar en dulces, tartas o pasteles. Estas elaboraciones suelen ser ricas en azúcar y no muy recomendables para un consumo habitual. Pero generalmente no suelen usarse frutas en ellas. Aquí tenemos una tartaleta de frutas, donde unimos una receta de repostería y el uso de frutas troceadas, es una forma ideal para poder incluir nuevas frutas de una manera interesante. Es una receta que aporta una ración de hidratos de carbono, por lo que será un plato muy denso a nivel calórico. Mejor consumirla en porciones pequeñas. Podemos usar bebida vegetal y una mezcla de harina de garbanzo y agua para tener una receta vegana. Al usar harina de maíz, si la masa quebrada está etiquetada sin gluten, tendremos una receta apta para personas con celiaquía, pero deberíamos revisar las etiquetas de los ingredientes envasados para confirmarlo.

Podríamos mejorarla, sustituyendo el azúcar por dátiles, aunque al llevar frutas, ya será una receta dulce y no necesitaríamos endulzar la crema.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

La tartaleta, también es conocida como barquita. Es una base con forma de plato que tiene infinidad de posibilidades para rellenar. Suele estar elaborada con hojaldre. Ya que este tipo de masa puede hincharse al hornearse, se suele pinchar con un tenedor para evitar al hornearla. Si hacemos una tartaleta en el horno para después rellenarla, también se usan legumbres secas para que el peso evite que se hinche.

Esa masa de hojaldre, tiene una base de harina, por lo que, a nivel nutricional, nos aportará principalmente hidratos de carbono. También se añade alguna fuente de grasa entre las capas del hojaldre, siendo más habituales el uso de mantequillas, margarinas o manteca de cerdo. No olvidemos que es un ingrediente bastante calórico. También es importante el relleno que vayamos a utilizar. En esta receta tenemos una gran variedad de frutas, por lo que sería una buena forma de cocinarla, y también una receta ideal para incluir frutas a los más pequeños de la casa de una manera atractiva. No olvidemos que la fruta siempre será mejor consumirla entera, pero troceada y horneada también es una buena opción.

Este tipo de masa hojaldrada tiene mucha versatilidad en la cocina, ya que puede usarse en infinidad de recetas.