« Volver

Tiramisú de ciruelas

Postres y dulces

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

50 min
(44)
Duración
Dificultad
44 Puntuación
Cómo hacer tiramisú de ciruelas
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 50 min

CÓMO PREPARAR TIRAMISÚ DE CIRUELAS:

  1. Para la crema de ciruelas: retiramos el hueso de las ciruelas y las trituramos con una batidora junto al azúcar hasta que quede el conjunto con textura fina. Las mezclamos con el queso mascarpone y reservamos.
  2. En un bol aparte, montamos la nata bien fría con ayuda de unas varillas eléctricas. Cuando esté montada, la añadimos a la mezcla anterior poco a poco realizando movimientos envolventes y enfriamos en una manga pastelera.
  3. Para el tiramisú: cortamos los bizcochos del tamaño de los vasos, los colocamos en la base y pincelamos con el zumo de los pomelos. Continuamos con una capa de crema y una de dados de ciruela.
  4. Terminamos con una capa de crema y decoramos. Para la decoración: espolvoreamos cacao soluble y chocolate triturado, colocamos unos gajos de ciruela, hojas de hierbabuena al gusto y… ¡a disfrutar!

CONSEJOS PARA PREPARAR UN TIRAMISÚ DE CIRUELAS:

  • Hemos elegido las ciruelas por ser de temporada de verano, pero se puede adaptar esta versión con la fruta de la temporada en la que nos encontremos: fresas, higos, plátano, uvas…
  • Para que nos quede la crema perfecta, es importante que tanto el queso mascarpone como la nata estén bien fríos.
  • El zumo de pomelo es la alternativa fresquita al café que proponemos para que este postre sea aún más veraniego, y además con las ciruelas combina muy bien. También podríamos utilizar zumo de naranja.
  • Esta receta podemos servirla también recién hecha sin problema, pero nosotros queremos mostrar cómo debemos hacer cuando la queremos cocinar con antelación para cualquier ocasión especial.
  • La decoración siempre debemos ponerla justo antes de servir, ya que de lo contrario, con el paso del tiempo se estropearía poco a poco.

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

El tiramisú es un postre frío que se monta en capas. Existen muchas variantes con una serie de ingredientes base que pueden ser representados por distintos productos. Tiene una parte sólida, que suele ser bizcocho o galleta y una parte cremosa. Suele ser tradicional usar un queso tipo mascarpone por su dulzor y consistencia. En esta versión, añadimos ciruelas rojas y pomelo, que mejoran la receta aunque no debemos olvidar que sigue siendo muy denso al incorporar una cantidad importante de azúcar y nata.

Es un postre clásico que se elabora fácilmente y que al emplatarlo de manera individual, hace más sencillo el poder usar porciones pequeñas para controlar la ración. Siempre será mejor nutricionalmente si sustituimos el azúcar por frutas o frutas desecadas como dátiles o pasas. Podemos buscar una variante de queso y nata sin lactosa para personas intolerantes a la misma.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

El ingrediente principal de este postre son las ciruelas rojas. Este fruto comienza a estar presente en los hogares en primavera y verano. Es ideal para usar de postre, o incluso para hacer helados y postres caseros. Este tipo de fruto lo forma en su mayor parte el agua, como muchas de las frutas de primavera y verano. Aportan calcio, magnesio y fósforo, entre otros minerales, así como vitaminas C, A y E. Como la mayoría de los frutos de color rojizo, destacan por su acción antioxidante por su contenido en antocianinas. Y algo importante para su consumo, no necesitan pelarse y se pueden transportar de manera sencilla y cómoda en un pequeño tupper o recipiente. No hay excusas para llevarlas a todas partes y tener a mano una opción saludable.