« Volver

Torrijas

Recetas de aprovechamiento

Postres y dulces

Puntuar Añadir a favoritos

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

65 min
(120)
Duración
Dificultad
120 Puntuación
Cómo hacer torrijas caseras
Imprimir  Sugerir

La receta se ha añadido a tus favoritos.

La receta ya había sido añadida a tus favoritos.

Debes habilitar las Cookies para guardar tus favoritos.

Instrucciones

Tiempo de preparación: 65 min
Precio por ración:

desde 0,60 euros*

CÓMO PREPARAR TORRIJAS:

  1. Calentamos la leche con el azúcar en un cazo hasta que humee, sin que llegue a hervir para que no esté excesivamente caliente.
  2. Retiramos la leche del fuego y la mezclamos con la canela hasta diluirla. Una vez diluida, pasamos la mezcla a un bol, incorporamos los huevos cuando la mezcla se haya enfriado un poco para que no se cocinen, batimos y reservamos.
  3. Cortamos el pan en porciones de tamaños similares y las colocamos en una fuente profunda. Vertemos la mezcla de leche y dejamos reposar durante 30 minutos. A los 15 minutos, damos la vuelta a las rebanadas de pan para que se impregnen por el otro lado.
  4. Pasado ese tiempo, freímos las torrijas en una sartén con abundante aceite y las reservamos en una fuente con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Las rebozamos por una mezcla de canela y azúcar y… ¡a disfrutar!

CONSEJOS PARA PREPARAR TORRIJAS:

  • Es importante que la leche no llegue a hervir para que a la hora de añadir los huevos, no se cocinen porque esté excesivamente caliente. Además, si hacemos las torrijas con pan del día, la leche muy caliente podría hacer que se desmoronen con facilidad.
  • Por la misma razón anterior, tenemos que retirar la leche del fuego antes de echar los huevos.
  • Cortando el pan en tamaños iguales conseguimos que el tiempo de reposo en la leche sea el mismo para todas las torrijas y todas nos queden con texturas lo más similares posible.
  • Si utilizamos pan del día o no muy viejo, el tiempo de reposo en la leche sería menor: unos 10-15 minutos por cada lado.

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN: 

Es un postre muy calórico ya que principalmente es pan, azúcar huevo y leche. Como en la gran mayoría de elaboraciones de repostería, no se recomienda para un consumo frecuente. Podemos hacer porciones más pequeñas, así tendremos más fácil el no hacer un consumo elevado.

Es un postre tradicional de Semana Santa, como pueden ser también los Miguelitos durante la Feria de Albacete. Teniendo en cuenta este contexto, podemos disfrutarlas, sabiendo que también es una elaboración que suele hacerse de manera familiar, pero siempre con moderación. Como sucede con la mayoría de recetas de repostería, suelen ser opciones vegetarianas, por lo que, en este caso, si quisiéramos hacer una opción vegana, podríamos sustituir la leche por bebida vegetal donde sumergimos las rebanadas de pan y harina de garbanzo y agua donde sumergimos posteriormente las torrijas antes de freírlas, para sustituir el huevo.

Información sobre nutrición del ingrediente destacado:

El pan, a nivel nutricional, nos aporta principalmente hidratos de carbono y en menor proporción proteína. Esta se encuentra presente en el gluten de dicho pan. Siempre se recomienda priorizar panes de harinas integrales, para incluir una buena fuente de fibra. Si queremos, tanto para esta como para cualquier receta, hacer una versión apta para celíacos, basta con sustituir por un pan sin gluten o a base de harina de maíz o trigo sarraceno.

El aprovechar pan duro del día anterior en repostería es una buena forma de aprovechar alimentos que ya no tienen unas propiedades organolépticas idóneas para consumirlos en el momento, aunque siguen siendo útiles y seguros. Generalmente por textura o firmeza, como en el caso del pan cuando se endurece.

*PVP aproximado por ración para una persona. Consulta nuestros precios en tu tienda Lidl más cercana.