Marca la d¡ferenc!a
Arroz caldoso

La receta se añadió a favoritos

Mostrar favoritos

La receta se eliminó de favoritos

Mostrar favoritos

Ha ocurrido un error. Por favor, prueba de nuevo

Carlos Maldonado y Amparo
Carlos Maldonado y Amparo
Chef Estrella Michelín experto de La Cocina de Lidl

Ingredientes

20 ml ml Aceite de oliva Virgen Extra Aceite de oliva Virgen Extra
500 g g Vieiras con concha Vieira con concha
(carne)
1500 g g Gambas Gamba
(gambón salvaje)
210 g g Sofrito para fumet Sofrito para fumet
1 uds ud Limones Limón
700 g g Arroz Arroz
(bomba)
3 l l Caldo de navidad Caldo de navidad
(marisco)
70 g g Mayonesa Mayonesa
(con trufa)
Sal Sal

Arroz caldoso de vieiras y gambones

Esta receta te gustó

Esta receta no te gustó

Ocurrió un error. Por favor, prueba de nuevo

1:05 h
(44)

Paso a paso

Cómo preparar un arroz caldoso de vieiras y gambones:

  1. Para el arroz caldoso: pelamos los gambones descongelados y reservamos los cuerpos. Doramos las cáscaras y las cabezas en una olla con aceite y sofrito de marisco. Añadimos un poco de caldo y colamos el conjunto.
  2. En otra olla, rehogamos el arroz con un poco de aceite y añadimos la mezcla anterior caliente, sal, zumo de limón y el resto del caldo.
  3. Cocinamos durante 16 minutos aproximadamente, incorporamos los cuerpos de gambones y vieiras previamente descongeladas, rectificamos de sal y mezclamos hasta integrar por completo.
  4. Para la decoración: marcamos gambones enteros y carne de vieiras en una sartén con un poco de aceite. Disponemos el arroz en el plato que más nos guste, añadimos un gambón y una vieira, decoramos con puntitos de mayonesa y ralladura de limón y…¡listo para disfrutar!

Consejos para preparar un arroz caldoso de vieiras y gambones:

  • Cocemos el arroz unos minutos menos de lo que nos indica el paquete desde que añadimos el caldo, ya que sumando el tiempo previo y de la incorporación de los gambones y vieiras se nos cocinará lo suficiente. En cualquier caso, siempre podemos probar el arroz para detectar si es necesario dejarlo más o menos tiempo.
  • Podemos no utilizar todo el caldo de primeras e ir añadiéndolo poco a poco, o al menos dejar una parte para el final. Así podremos buscarle el punto de textura deseado, ya que podemos dejarlo más o menos caldoso. También entra en juego el punto de ebullición, ya que cuanto más alto tengamos el fuego más agua se evaporará del caldo y esto hará que reduzca más. Si queremos preservar más el agua del caldo siempre podemos utilizar la tapa de la olla, que evitará que se evapore tanto agua.
  • Utilizamos la misma olla para aprovechar al máximo los sabores de cada ingrediente que hemos utilizado, así como los jugos que se hayan podido extraer en las cocciones. Si lo hacemos así es importante tener cuidado de que no se nos quemen los restos de la sartén en ningún momento, en este caso simplemente habría que limpiar la sartén para evitar que nos puedan quedar sabores amargos en la elaboración.
  • Para el día de la cena podemos dejar la receta preparada hasta el punto de añadir el arroz, de esta manera podemos dejar que se vaya cocinando mientras disfrutamos de los aperitivos u otros componentes del menú. Si no queremos estar muy pendientes, siempre podemos dejarlo ya preparado a falta de unos minutos de cocción para que se nos termine de cocinar al darle un último calentón.

Información adicional sobre nutrición:

Dentro de las diferentes recetas de arroz, al arroz caldoso es una de las más clásicas. Es un plato completo a nivel nutricional, así como una opción densa a nivel calórico. Lo ideal será acompañarla con una fuente de verduras como plato principal. Podría ser, por ejemplo, una ensalada.

Tenemos una fuente de hidratos de carbono por parte del arroz, así como una fuente de proteínas de calidad tanto de los gambones como de las vieiras. En esta receta no tenemos ningún ingrediente que contenga gluten, por lo que sería apta para personas con celiaquía. Aunque siempre es importante revisar las etiquetas para confirmar que ningún ingrediente puede contener trazas.

Podríamos usa tofu para tener una receta vegana. Si se envuelve en alga nori, da un toque salado similar al marisco.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

En esta receta, el ingrediente principal es el arroz. Se utiliza en infinidad de elaboraciones. Aunque la más conocida sea la paella, podemos hacer arroz al horno o, como en esta receta, arroz caldoso.

Es un alimento que se digiere muy bien y es una buena fuente de hidratos de carbono complejos. Siempre se recomienda usar las opciones integrales, para aumentar el consumo de fibra, aunque es cierto que en algunas elaboraciones no queda igual, ya que el tiempo de cocción es más largo. En este tipo de elaboraciones, en las que queremos un arroz caldoso, se suele utilizar la versión bomba, ya que absorbe más cantidad de caldo y aumenta su sabor.

También nos aporta vitaminas como B3, B6, B1 y ácido fólico. En cuanto a los minerales, también aporta magnesio y potasio.

Es recomendable tomarlo al punto, no recocido, para que así la absorción de su almidón se más lenta, y es importante acompañarlo siempre de verduras y de una buena fuente proteica como hacemos en esta receta.

Información nutricional

Grasas84,6 g Carbohidratos86,5 g Proteínas60,1 g kCal837