Marca la d¡ferenc!a
Brownie de chocolate blanco

La receta se añadió a favoritos

Mostrar favoritos

La receta se eliminó de favoritos

Mostrar favoritos

Ha ocurrido un error. Por favor, prueba de nuevo

Carlos Maldonado y Jorge
Carlos Maldonado y Jorge
Chef Estrella Michelín experto de La Cocina de Lidl

Ingredientes

Para el brownie de chocolate blanco:

85 g g Mantequilla Mantequilla
120 g g Chocolate blanco Chocolate blanco
(con fruta de la pasión)
50 g g Azúcar Azúcar
50 g g Panela Panela
2 uds ud Huevos Huevo
(camperos)
40 g g Pistachos Pistacho
(pelado)
130 g g Harina de trigo Harina de trigo
Sal Sal

Para la decoración:

350 g g Helados Helado
(de turrón)
200 g g Barquillo con chocolate Barquillo con chocolate
(blanco)
90 g g Yogures Yogur
(cremoso con caramelo salado)
40 g g Pistachos Pistacho
(pelado)

Brownie de chocolate blanco con helado

Esta receta te gustó

Esta receta no te gustó

Ocurrió un error. Por favor, prueba de nuevo

1:25 h
(35)

Paso a paso

Cómo preparar un Brownie de chocolate blanco con helado:

  1. Para el brownie: fundimos el chocolate y la mantequilla hasta homogeneizar. Por otro lado, batimos azúcar junto con panela y huevos hasta espumar.
  2. Añadimos la mezcla de chocolate y mantequilla, harina tamizada, pistachos picados y una pizca de sal y disponemos la mezcla en un molde de horno engrasado. Horneamos a 180º durante 30 minutos aproximadamente y dejamos enfriar.
  3. Para el emplatado: picamos parte de los barquillos hasta obtener una textura fina y lo disponemos en la base del plato que más nos guste. Cortamos el brownie en pequeños cuadraditos y disponemos cuatro porciones a lo largo del plato, dejando espacio en el centro para el helado.
  4. Decoramos con pistacho picado, añadimos una quenelle de helado de turrón y disponemos láminas de barquillo intercaladas sobre el brownie. Terminamos con unos puntitos de yogur cremoso y… ¡listo para disfrutar!

Consejos para preparar un Brownie de chocolate blanco con helado

  • Para facilitar el montaje de este plato el día de la cena, lo ideal es que nos dejemos todos los elementos ya preparados a falta de emplatarlos. Por un lado, tener el brownie ya horneado y cortado, los barquillos desmenuzados y cortados en cilindros y pistachos picados, y por otro tener en la nevera la crema de queso en una manga pastelera. Si andamos muy justos de tiempo, también podemos dejar el plato ya montado a falta únicamente de la crema de queso, el helado y los pistachos.
  • Como el helado pierde forma y se deshace con el tiempo, lo ideal es disponer la quenelle lo último en el plato. Por ello, también es muy importante que a la hora de hacer el emplatado tengamos en cuenta el tamaño que va a ocupar la quenelle en el centro del plato.
  • Se trata de un plato muy versátil ya que sustituyendo los sabores de los ingredientes podemos obtener el mismo postre con un toque totalmente diferente. Por ejemplo, podemos cambiar el sabor del helado por aquel que más nos guste: chocolate, nata o incluso alguno más afrutado como mandarina. En este caso hemos utilizado chocolate con fruta de la pasión, pero podemos escoger el que más nos guste, incluso ir a algo más clásico y utilizar chocolate blanco normal o chocolate negro. Lo mismo con los pistachos, no hay problema en utilizar nueces, por ejemplo. En cuanto al barquillo, en este caso va relleno de turrón para acompañar al helado, sin embargo, podemos utilizar barquillo normal o incluso de chocolate. ¡Para gustos colores!
  • Para hacer la quenelle, lo ideal es utilizar una cuchara ovalada y sacar el helado unos minutos antes del congelador para que no esté excesivamente frío. Antes de introducir la cuchara en el helado tenemos que mojarla en agua caliente, esto facilitará que se introduzca bien en el helado y que luego deslice bien por la cuchara. Otro truco para disponer la quenelle en el plato es calentar el canto de la cuchara con la mano para que deshaga ligeramente el helado.

Información adicional sobre nutrición:

Dentro de los postres el brownie es uno de los más conocidos, que suele combinarse con algún tipo de helado. Es una elaboración parecida a un bizcocho, suele ser de chocolate, en este caso chocolate blanco.

La base es una harina de trigo, junto con chocolate blanco. Este tipo de chocolate, ya añade azúcar a la elaboración, aunque también tenemos azúcar blanco y panela. Por todo esto es una receta densa a nivel calórico. Sería interesante reducir la cantidad de azúcar y sobre todo, que sea un postre para consumo ocasional.

También tenemos una fuente de proteínas en los huevos y, por parte del helado, en la crema de queso.

Si usamos harina sin gluten, tanto en los barquillos como en la elaboración del brownie, tendríamos una receta apta para personas con celiaquía.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

Para elaborar un brownie, como en la mayoría de productos de repostería, la harina es el ingrediente principal. En este caso, es de trigo. Esta nos aporta hidratos de carbono complejos. Si fuera integral, tendríamos un aporte de fibra mayor. También podríamos usar una harina de arroz o maíz, o harinas certificadas sin gluten, para que sea apto para personas con celiaquía. También tenemos huevo en su elaboración, por lo que tendremos un aporte de proteínas. Si incluimos un chocolate negro, no añadiremos azúcar en la elaboración, por lo que tendremos una base de mejor calidad nutricional. En este tipo de recetas, se recomienda que su consumo sea esporádico. También sería interesante acompañarla de frutas para tener una mejor elección.

Información nutricional

Grasas28,7 g Carbohidratos52,3 g Proteínas8,7 g kCal510