Bruschetta de pollo

Carlos Maldonado
Carlos Maldonado
Bruschetta de pollo image
Dificultad Fácil
Preparación 10 min
Cocción 10 min

Ingredientes

2 raciones
  • Para el pesto:

    • 20   g rúcula
    • 40   g nueces
    • 20   g queso grana padano
    • 1   ud diente de ajo
    •   sal
    •   aceite de oliva virgen extra
  • Para la cobertura:

    • 100   g tomates cherry
    • 40   g aceitunas negras
    •   aceite de oliva virgen extra
    •   vinagre balsámico
    •   alcaparras
    •   orégano
    •   sal
    •   pimienta negra
    •   rúcula
  • Para el pollo:

    • 400   g pechugas de pollo
    • 100   g mozzarella
    •   sal
    •   aceite de oliva virgen extra

Preparación

    CÓMO PREPARAR BRUSCHETTA DE POLLO
  1. Para el pesto de rúcula, en un procesador de alimentos añadimos la rúcula, las nueces, el queso rallado, el diente de ajo, una pizca de sal y el aceite de oliva. Trituramos de a poco, hasta conseguir la textura deseada y reservamos.

  2. Para la cobertura de la bruschetta, cortamos los tomates cherry por la mitad y picamos las aceitunas en láminas. En un cuenco mezclamos el aceite de oliva junto con el vinagre balsámico, el orégano, la sal y la pimienta. Disponemos los tomates, las aceitunas y las alcaparras. Removemos hasta integrar y reservamos.

  3. Para el pollo, salamos los filetes y en una sartén a fuego fuerte con aceite de oliva, doramos el pollo por ambos lados. Una vez que el pollo esté bien cocido, cubrimos cada filete con varias lámina de queso mozzarella y cocinamos tapado durante 1 minuto más para que el queso se derrita.

  4. Servimos en un plato y disponemos un poco del pesto por encima de cada filete. Añadimos un poco de la cobertura de tomate, terminamos con unas hojas de rúcula para decorar y… ¡listo para disfrutar!

  5. INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

    Aquí os traemos una reinvención de un plato clásico como es la bruchetta italiana, siendo una opción ideal para el aperitivo o ‘antipasti’. A nivel nutricional, este plato destaca por el aporte de fuentes de proteína de calidad por parte del pollo, junto con la mozzarella, el grana padano y las nueces, que también son fuente de grasas saludables junto con el aceite de oliva. Podríamos hacer una versión vegana usando tofu en filetes, tempeh o seitán. Partimos de ingredientes que no deberían contener gluten, pero sería ideal revisar las etiquetas para evitar que puedan contener trazas y tener así un plato apto para personas con celiaquía. Se considera un entrante o aperitivo, pero si quisiéramos hacer de esta receta un plato principal, deberíamos acompañarla de una buena ración de verduras, incluso podríamos añadir una fuente de hidratos de carbono si quisiéramos un plato más denso a nivel calórico.

    Información adicional sobre el ingrediente destacado:

    El ingrediente principal de esta receta es el pollo, que, además, en este tipo de platos, sustituye la base del pan para hacer la clásica bruschetta italiana. Es una carne blanca, ideal para consumir de manera frecuente en población omnívora, que aporta proteínas de alto valor biológico. Su contenido graso es bajo y destaca por ser fuente de vitaminas cómo niacina y B6, así como selenio o fósforo.

Información nutricional

kCal 578
Grasas (g) 47.3
Carbohidratos (g) 7.3
Proteínas (g) 64